No hay gol en la Cebrereña

Área 11
-
No hay gol en la Cebrereña

0
Cebrereña
2
Atlético Tordesillas
Finalizado
El Tordesillas se lleva los tres puntos de El Mancho Ángel Sastre ante un equipo que empieza a sufrir su falta de efectividad. Fer Albín falló un penalti. Los culturalistas, de nuevo en descenso

Derrota de la Cebrereña a manos del Atlético Tordesillas en un partido marcado por el tanto tempranero de los visitantes, fruto de un penalti más que polémico y que supuso un lastre para el conjunto de ElMancho Ángel Sastre, que buscó el empate sin acierto, fallaría un penalti y una vez volcado en ataque terminó encajando el segundo. Un mal resultado que mete en puestos de descenso a una Cebrereña tras el empate del Bupolsa.
Volvían los verdiblancos a su casa en la tarde de domingo como una auténtica final, sin margen de maniobra. El Mancho Ángel Sastre recibía a un Atlético Tordesillas en plena forma. Comenzaba el partido con Súper de vuelta al once inicial recuperado de sus dolencias y reconvertido a delantero centro tratando de cubrir la labor, también como capitán, de David Terleira. El propio Súper se plantaba ante Farolo tras el saque de centro inicial. La salida a tapar de éste dejaba la puerta vacía pero el atacante pasaba el balón atrás hasta el punto de penalti, donde no encontraba compañero.
Llegaban los diez primeros minutos de juego cuando de nuevo Súper caía en el área tras un contacto que el colegiado no consideraba suficiente para señalar penalti. A continuación llegaba la polémica cuando Ruba iba al suelo robando a Willian y Juan Bustos sí que señalaba pena máxima de manera rigurosa. Un lanzamiento que Villa no fallaría desde los once metros.
Un gol tempranero (0-1) que suponía un gran lastre para los de Pepe García, sabedores de sus dificultades para marcar. De igual manera, a pesar de jugarse unos minutos con idas y venidas sin un control claro, los locales apretaban en el área de Farolo. Guille Velayos entraba muy bien en carrera obligando al guardameta a salir, y bajo palos, también mostraba estar dentro del partido cuando Juanma en el 19 peinaba un saque de banda de Perdi que salvaba mandando el balón a córner.
Numerosa faltas hacían que el tono del partido fuera subiendo y los verdiblancos trataban de aprovechar las jugadas a balón parado. En una de ellas colgada desde el medio campo Perdi dirigía el balón a la cabeza de Súper, provocando un rechace de Farolo que Tena recogía desde fuera del área mandándolo por encima del larguero en el minuto 28.
A medida que pasaban los minutos el juego local había ido siendo más incisivo ganando intensidad hasta conseguir el control del juego mientras que los de Sedano buscaban salir de la presión jugando balones largos desde la defensa hacia Willian. Una dura entrada sobre Perdi dentro del área en el 38’ era, esta vez sí, señalada por el colegiado como penalti. Fer Albín asumía la responsabilidad pero Farolo atrapaba un lanzamiento demasiado centrado. Con el 0-1, marcado por la ejecución de los tiros desde el punto fatídico se iban los jugadores a vestuarios.
Comenzaba la segunda mitad con la misma dinámica. Desplegando mucha más actitud, la Cebrereña tenía su primera oportunidad en el 53’ cuando Perdi y Súper saltaban apretando la salida de Farolo y provocando el fallo, era Estévez el que despejaba el balón antes de que entrara en línea de gol. Tres minutos más tarde llegaba el primer saque de esquina a favor de los locales que Ruba remataba pero el palo rechazaba hacia fuera evitando el empate.
Antes de cumplir el 60’ era Fraile el que, recogiendo el balón en banda, superaba a Tena y probaba lanzando al palo de Gordo, que despejaba con los pies la ocasión más clara para los vallisoletanos. Ante la imposibilidad de controlar el juego, los rojiblancos seguían contrarrestando con un duro juego y peligrosas entradas.
Pakato también tenía su ocasión posteriormente lanzando desde fuera del área a las manos de Farolo. Entre tanto asedio, Santi Sedano gritaba a los suyos desde el área técnica claras indicaciones de no complicarse y balones arriba a los delanteros.
Lejos de acercarse a puerta, la siguiente ocasión la tendrían en el 78’ cuando Villa lanzaba al lateral de la portería de Gordo una falta por mano de Juanma. Por el contrario, no dejaban de trabajar los visitantes el aspecto defensivo y el guardameta tendría el papel destacado del encuentro evitando en varias ocasiones el gol cebrereño.
En los últimos compases de juego no cambiaría la situación y Mario Hidalgo daba de nuevo un palo en el 85’. Con una Cebrereña volcada al ataque, Conejo aprovechaba los espacios para sentenciar el partido con el 0-2 en el 89’. Se cerraría el partido con la expulsión de Diego Pérez por una dura entrada sin tiempo para más.
Más puntos que ocasiones los que viajan para Valladolid con la importancia de la figura de Farolo, demostrando que el que perdona la paga pero también evidenciando en el césped el perfecto trabajo de la Cebrereña que no recibe recompensa.