Solicitada ayuda a la UME para evitar las llamas en Iruelas

E.Carretero
-

Hasta trece medios aéreos y numerosos terrestres participaron este sábado en las labores de extinción de un fuego «complicado» originado en Sotillo cuya cabecera ya había llegado por la tarde a la reserva natural

Solicitada ayuda a la UME para evitar las llamas en Iruelas

Jornada intensa en lo que a incendios forestales se refiere la de este sábado, tras registrarse a lo largo del día una docena de incendios en total en distintos puntos de la provincia de Ávila, de los cuales el más «complicado» era el que se originó poco después de las 15,30 horas en Sotillo de la Adrada cuyas llamas a última hora de la tarde ya habían alcanzado la Reserva Natural del Valle de Iruelas. De hecho, y por la amenaza que suponen las llamas para una de las joyas naturales de esta provincia, desde la Junta de Castilla y León se solicitó la ayuda de la UME para frenar el avance de este incendio que a última hora de la tarde ya había afectado a «más de 30 hectáreas» si bien, reconocía el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Francisco Hernández Herrero, la mayor preocupación no estaba ya tanto en la cola del incendio, de nivel 1 al cierre de esta edición, sino en la cabecera tras haberse adentrado en este espacio protegido.
De hecho, hasta trece medios aéreos trabajaron durante el día de ayer en las labores de extinción de este incendio, que también afectó al terminó municipal de Casillas y al que se sumaron los helicópteros de Piedralaves y Puerto El Pico, así como otros procedentes de La Iglesuela, Plasencia y hasta media docena de Madrid, incluido un avión anfibio de Torrejón.
De hecho, éste de Sotillo de la Adrada era el único de los cuatro incendios aún activos por la tarde declarado de nivel 1, ya que los tres restantes se encontraban en nivel 0. Curiosamente, la mayor parte de los incendios registrados este sábado, ocho de los doce se habían originado a primera hora de la mañana y prácticamente de forma simultánea entre las 7 y las 8 horas, lo que podría hacer pensar que el origen de los mismos estuviera en las tormentas, si bien desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente no se ha indicado aún la causa probable en ningún caso.
De la docena de incendios originados en Ávila este sábado, a última hora de la tarde, y según el informe de la Junta de Castilla y León, también permanecía activos el de Las Cruceras, situadas en el término municipal de El Barraco, que se originó a las 7,31 horas de la mañana y que pese a darse por extinguido cerca de una hora y media después se reproducía sobre las 11,30 horas. En este caso se contó con hasta siete medios aéreos, ya que a los helicópteros de Piedralaves y Cebreros se sumaron también otros de Plasencia, Madrid y La Iglesuela.
Por otra parte, las llamas también proseguían activas pasadas las 20 horas en Ojos-Albos, hasta donde se desplazaron los helicópteros de El Barco y Las Casillas, y en Guisando, donde se contó también en la extinción con ayuda aérea y donde también, como ocurrió en el caso de Las Cruceras, por la mañana se había dado por controlado el fuego, que luego se reprodujo.