El Real Ávila lo ve más claro

A.S.G.
-

Triunfo importante en San Amaro ante el Real Burgos en una semana que tendrá su prolongación en La Arboleda con la disputa de los últimos 30 minutos ante el Almazán. «Me quedo con el carácter del equipo»

El Real Ávila lo ve más claro - Foto: David Castro

A un paso de la suspensión estuvo el partido entre el Real Burgos y el Real Ávila. Lo temieron en la expedición encarnada cuando tras el descanso bajó la niebla al césped de San Amaro. Comentarios para ello los hubo –«oímos alguno sobre la posibilidad de suspenderlo»– pero agradecen en el Adolfo Suárez que el partido se aguantara.No sólo porque en el haber de los encarnados aún quedan los 30 minutos que deben disputar este miércoles ante el Almazán tras una intensa ventolera en La Arboleda, sino porque en los últimos 5 minutos del partido, cuando «era complicado ver a los jugadores más alejados de nosotros», llegaba la acción del penalti y el 0-1 de Peli. En un partido «igualado» y en el que el Real Burgos llegó a lanzar un disparo desde media distancia al larguero, el tanto del pelirrojo era clave. Porque desde el 85’ hasta el final apenas hubo partido. La tangana que rompió el ritmo del partido «incluso nos benefició» recordaba JonathanPrado.
«Aprovechamos las pocas ocasiones que tuvimos para traernos los tres puntos, que es lo importante ahora mismo» deja claro el palentino, que quiso resaltar el «cartácter» del equipo tras la derrota ante el Burgos Promesas. Entonces «fuimos inferiores en muchas cosas, pero este domingo estuvimos mejor en los duelos».Pero no se olvida de la dinámica. «Vienes de perder y vuelves a ganar fuera de casa contra un rival muy incómodo» en una semana que tendrá su prolongación en La Arboleda con un 0-3 a favor de los encarnados que hacen augurar otros tres puntos y una última cita el domingo, en el Adolfo Suárez, con la visita del Júpiter Leonesa B.Una semana de nueve puntos en juego, con tres de ellos en el casillero, tres a la vuelta de la esquina y la posibilidad de poder emerger de nuevo en la clasificación cuando las cosas se habían puesto verdaderamente complicadas. «Este triunfo te permite dar ese paso y afrontar el próximo partido con muchas más ganas».
Lo ve más claro, y puede verlo aún más, el equipo encarnado en un momento en el que Jonathan Prado recupera tres piezas importantes para el equipo como son DiegoOrtiz, Rubén Ramiro y Cristo, los dos primeros con minutos en San Amaro. «Su vuelta es importante.Por ellos y por el equipo, el estado anímico y el nivel de competitividad interna que no hemos tenido en la primera vuelta y, aunque me duela decirlo, hay jugadores que no lo han sabido leer».Llega «gente con aire fresco, que van a sumar. Este domingo el banquillo fue fundamental de cara a los últimos minutos. El plus te lo da el banquillo».