El Fogasa abonó en los primeros cinco meses 268.611 euros

E.C.
-
El Fogasa abonó en los primeros cinco meses 268.611 euros

Los pagos realizados por este organismo autónomo adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social beneficiaron a 48 trabajadores de 22 empresas entre enero y mayo

Las dificultades en el terreno laboral siguen afectando a varias empresas abulenses, si bien parece que con menor virulencia que en los años más duros de la crisis económica. Al menos eso se puede interpretar de la actividad del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en la provincia de Ávila, que abonó entre los meses de enero y mayo 268.611 euros a trabajadores de la provincia de Ávila.
La mayor parte de esa cantidad, el 56 por ciento, se pagó en concepto de indemnizaciones, mientras que el resto fue para cubrir salarios. De esta acción se beneficiaron 48 trabajadores de 22 empresas, según informaron desde el Fondo de Garantía Salarial, organismo autónomo de carácter administrativo adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social cuya finalidad básica es la de ser garantía de los créditos salariales ante la insolvencia del empleador. El Fogasa tiene atribuido el abono a lo trabajadores de los salarios e indemnizaciones que las empresas para las que trabajan no han podido satisfacer por encontrarse en situación legal de insolvencia o por haber sido declaradas en situación de concurso.
La media de lo percibido por trabajador del Fogasa en Ávila en esos cinco primeros meses del año en curso fue de 5.596 euros.
Además de los 48 expedientes abiertos y los 268.611 euros abonados, el informe del Fogasa del acumulado hasta el 31 de mayo también depara otros datos, como las empresas implicadas, hasta 22 a lo largo de estos meses. De los 48 trabajadores afectados, la mayoría fueron hombres, hasta 33, frente a las 15 mujeres. Asimismo, de la cuantía pagado, algo más de 150.000 euros correspondieron a indemnizaciones y 118.200, a salarios pendientes.
evolución de otros años. Los datos correspondientes a los dos años anteriores –ejercicios de 2018 y 2017– dejan un montante económico desembolsado en torno al millón de euros cada año), con 209 trabajadores afectados el año pasado y 153 hace dos años, lo que supone que de media el importe recibido entonces por cada perceptor fue de cerca de 4.500 euros. En los años 2014, 2013, 2012 y 2011, cuatro ejercicios marcados por el fuerte impacto de la crisis económica, el volumen económico gestionado fue muy superior al de este 2018 (llegó a superar los tres millones de euros) y también fue superior el número de trabajadores afectados, hasta 776 en 2013, cifra ‘récord’ que daba idea de las dificultades a las que tuvo que hacer frente el mercado laboral. De hecho, en aquella época el Gobierno tuvo que autorizar un suplemento de crédito para que el Fogasa pudiera hacer frente a los pagos, al haberse agotado los recursos antes del final de año.
En 2009, diez ejercicios atrás, se registraba un volumen bastante parecido en Ávila en lo que a la gestión del Fogasa se refiere, con 209 trabajadores beneficiarios del pago de indemnizaciones y salarios pendientes y 867.000 euros abonados.