scorecardresearch

Adema busca superar los cien socios en sus filas

M.M.G.
-

La Asociación de Esclerosis Múltiple de Ávila celebra este sábado el día mundial de una enfermedad crónica autoinmune que afecta a día de hoy a más de 55.000 personas en España. Cada cinco minutos se detecta un nuevo caso

Adema busca superar los cien socios en sus filas

Adema, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Ávila, celebra este sábado 18 de diciembre el Día Mundial de esta patología, una enfermedad crónica autoinmune, demielinizante y neurodegenerativa del sistema nervioso central que afecta a más de 55.000 personas en España y de la que se diagnostica un nuevo caso cada cinco minutos.

Los Cuatro Postes se 'vestirán' de rojo para solidarizarse con las personas afectadas por esta enfermedad. En Ávila, son cien los socios con los que cuenta Adema, lo que no quiere decir que sean cien las personas afectadas de esclerosis múltiple en Ávila. De ellas, sólo la mitad están diagnosticadas. Y son muchas más las que no han dado el paso de acercarse a Adema.

Por eso, porque desde la asociación se es consciente de que hay muchas más personas diagnosticadas y muchos familiares y amigos que conviven con la patología a diario, se quiere animar a todos ellos a formar parte de la familia. «En la actualidad Adema cuenta con un centenar de socios, pero querríamos superar esta cifra para poder beneficiarnos de más subvenciones», explica Susana Rodríguez, vicepresidenta de Adema, que aclara que aumentar esas ayudas económicas se traduciría en más servicios para el medio centenar de afectados de esclerosis múltiple asociados a Adema.

En la actualidad, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Ávila ofrece un servicio re rehabilitación integral que ofrece un servicio de fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y asistencia al usuario. «Pero lo tenemos poco tiempo», lamenta Susana, que querría poder ofrecer más horas de estos servicios a los usuarios de Adema.

principales síntomas. Los síntomas más habituales son la fatiga, problemas de visión, hormigueos, vértigos y mareos, debilidad muscular, espasmos y problemas de equilibrio y coordinación.

Muchos de ellos son 'invisibles', como la depresión y ansiedad, el deterioro cognitivo, el dolor, la fatiga o trastornos de la esfera sexual, pero impactan de manera importante en la calidad de vida de las personas afectadas. Por ello, las personas con esclerosis múltiple vienen reclamando desde hace años el reconocimiento automático del 33% de discapacidad con el diagnóstico de la enfermedad y la aprobación de un baremo de discapacidad que mida situaciones que no están siendo reconocidas.