Cruz Roja refuerza la atención a 2.900 abulenses vulnerables

I.Camarero Jiménez
-

Los centros de contacto de la capital y Arévalo están llamando por teléfono a esta población para tranquilizarles y darles pautas de prevención además de controlar su estado de salud

Cruz Roja refuerza la atención a 2.900 abulenses vulnerables

Los Centros de Contacto de Cruz Roja en la capital y en Arévalo están procediendo a llamar desde la semana pasada a un total de  2.877 personas  y lo hacen gracias a la «inestimable labor de siete voluntarios y voluntarias que son las personas que están apoyando, informando y tranquilizando estos días a la población más vulnerable». Está dentro de una campaña nacional que se enmarca en la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y que se centra en personas mayores, con discapacidad, con enfermedades crónicas y que participan en sus programas de salud.
El objetivo fundamental, destacan en nota de prensa es «informarles de las pautas básicas de prevención y hacer seguimiento telefónico de su estado de salud».
Con este contacto telefónico lo que se pretende es «asegurarse de que las personas más vulnerables disponen de las pautas y recomendaciones básicas de prevención, así como recordarles que deben seguir siempre las pautas sanitarias y que la organización humanitaria está a su lado por si lo necesitan».
Durante las conversaciones que mantienen con esta población desde el voluntariado manifiestan que se percine «que las personas mayores agradecen la atención que presta la institución, porque al sentirse solos y solas necesitan hablar y expresar cómo se están viviendo estos días, aunque todos reconocen que los familiares que viven en la distancia les llaman constantemente para interesarse por su estado de salud», explica Jorge González, responsable de los Centros de Contacto de Ávila, que indica que «la mayoría nos comentan que se aburren sin poder salir de casa».
En general, «las personas mayores siguen la información sobrel e COVID-19 por los medios de comunicación y saben lo que tienen que hacer para protegerse», comenta el responsable. 
Desde Cruz Roja afirman que  han activado y reforzado sus equipos y que pone «todas sus capacidades a disposición de las autoridades sanitarias y de la población en general».
Esta labor que están desempeñando en Ávila evidentemente no es la única pues los equipos tando de Cruz Roja como de Media Luna Roja están respondiendo a las consecuencias de la epidemia del COVID-19 a lo largo de todo el mundo, «haciendo una labor muy valiosa para apoyar a la sociedad y especialmente a las personas más vulnerables».
En España Cruz Roja ha puesto en marcha un Plan de Contingencia frente al COVID-19 para contribuir a la contención y evitar la propagación del coronavirus, reforzando las capacidades de los equipos y recursos disponibles en todo el territorio y promoviendo acciones de prevención y sensibilización a la ciudadanía, especialmente de las personas y grupos más vulnerables.
Una de las medidas más importantes que ha puesto en marcha Cruz Roja para apoyar a las personas más vulnerables, ha sido lanzar una campaña informativa dirigida a más de 400.000 personas identificadas como especialmente vulnerables ante el coronavirus.