Medio siglo de servicio a la ciudad

LCS
-
Medio siglo de servicio a la ciudad - Foto: Isabel GarcÁ­a

El Hotel Cuatro Postes, ya convertido en un emblema más de Ávila, celebra el 50 aniversario de su inauguración

E3 de julio de 1969 quedaba inaugurado el Hotel Cuatro Postes de Ávila. El edificio contaba entonces con 36 habitaciones y capacidad para 250 personas. Ahora, 50 años después, este hotel se ha convertido en un emblema más de la capital abulense, y ha crecido hasta las 140 habitaciones y capacidad para más de 1.000 personas, lo que habla de cómo ha evolucionado su servicio para adaptarse a los tiempos sin perder la esencia con la que nació y con la que se ha desarrollado, que es, como dice Manuel Sánchez, el cabeza de la familia que dirige el hotel y principal impulsor del mismo, «el valor humano».
El descubrimiento de una placa con motivo del medio siglo de existencia y un acto conmemorativo en el propio hotel –dirigido por el periodista Pablo Herráez y con la presencia del alcalde– celebraron en la jornada de ayer el 50 cumpleaños de este establecimiento, que nació cuando el servicio de hostelería en Ávila apenas llegaba a la decena de ofertas, aprovechando el impulso, sobre todo en materia de comercio y de hostelería, que tuvo la ciudad a finales de los años 60 del pasado siglo, y del que ahora vuelve a estar necesitada, tal y como asegura Manuel Sánchez. «Los 50 años se nos han hecho cortos para el trabajo que ha habido», comenta Sánchez, que tiene claro que «nosotros lo que tenemos que hacer es seguir trabajando, a la espera de que Ávila prospere un poquito, a ver si somos capaces entre todos de hacer algo más».
En el momento del nacimiento del hotel, «apenas había hoteles en Ávila y los que había eran pequeños, y que llegara un hotel con 36 habitaciones ya era un éxito y un impulso importante. Creímos que era conveniente hacerlo porque vimos que era necesario», recuerda Manuel Sánchez, que destaca también «todo lo que ha cambiado el hotel en estos 50 años. Hemos estado siempre pendientes de las necesidades y las pretensiones del público. Hemos cambiado mucho. Hicimos una reforma a los 20 años, otra en el 2008 que lo cambió todo, hemos tratado de estar siempre al día, pero si algo creo que se mantiene desde el principio es el valor humano, que siempre lo hemos tratado de conservar y pienso que lo hemos conseguido, y en ello seguimos. Me acuerdo que al principio teníamos 8 o como mucho 10 en el personal del hotel además del de cafetería, y ahora somos más de 40, después de que en estos 50 años hayan pasado más de 1.000 personas  en el apartado de personal, algo que creo que hay que hacer notar» .
Con el «agradecimiento al pueblo de Ávila», Manuel Sánchez cierra un breve balance de este medio siglo con la fe depositada en que con el trabajo de la gran familia del hotel, se puedan cumplir muchos años más.