Países Bajos acaba con el sueño olímpico de España

Europa Press
-

El combinado nacional queda fuera del hockey hielo para Pekín 2022 tras caer ante los 'oranje' por 5-3, pese a plantar cara hasta los últimos minutos

Países Bajos acaba con el sueño olímpico de España

La selección española de hockey hielo ha perdido este miércoles ante los Países Bajos (5-3) en el Palau de Gel del FC Barcelona el último de los tres partidos de la segunda ronda preliminar del torneo Preolímpico, por lo que se queda fuera de la lucha olímpica y del sueño de estar en la cita de Pekín de 2022.

España debía ganar a los Países Bajos para pasar a la tercera ronda preliminar del Preolímpico pero, pese a jugar en casa y plantar cara a un combinado oranje que era teóricamente superior, no pudo ganar un duelo que se debió jugar el pasado 15 de diciembre y que fue aplazado por el mal estado del hielo al término del primer periodo.

Con la pista en perfecto estado, este miércoles sí se pudo completar un duelo que deja a los Países Bajos como ganadores del grupo y les mete en esa tercera ronda del Preolímpico, que disputarán del 6 al 9 de febrero en Kazajistán ante la selección anfitriona, Polonia y Ucrania, con una única plaza en juego para la última fase clasificatoria.

Los dos primeros periodos del encuentro estuvieron igualados, con 1-1 y 2-2 en los primeros dos parciales, si bien el tercer y último periodo fue de 2-0 para los neerlandeses, que con 4-3 en el marcador y a falta de 15 segundos sentenciaron con un tanto de Danny Stempher a portería vacía, ya que España jugaba sin portero buscando tener superioridad numérica en busca del empate.

El mejor de los españoles fue el catalán del FC Barcelona Oriol Rubio, que anotó dos de los tres goles. Se adelantó en el marcador la selección de los Países Bajos, con poco más de tres minutos de juego, pero España empató y, en el segundo periodo, llegó a tomar la iniciativa en el marcador con el gol de Ángel Fernández-Pola.

No obstante, dos goles seguidos rivales dieron la vuelta al marcador y obligaron a España a ir de nuevo a remolque. Empató el duelo, de nuevo, Oriol Rubio para dejar un 3-3 esperanzador al término del segundo periodo, después de que Luis Giménez estuviera cerca de marcar. Fueron los mejores minutos de una España que acabaría sufriendo a nivel físico.

El combinado naranja, superior sobre el papel y con jugadores de ligas más competitivas que la española, acabó imponiendo su fuerza y su mayor envergadura en el tercer y definitivo periodo. Primero, Raymond van der Schuit puso el 4-3 antes de la sentencia de Stempher que confirmó el adiós español a su sueño olímpico.