Bonilla, uno de "los pueblos más bonitos de España"

Javier Bazaga
-
Bonilla, uno de “los pueblos más bonitos de España - Foto: Juan Lázaro

La localidad abulense recibió ayer de manos de esta Asociación el título que lo acredita como uno de los 79 pueblos más bonitos del país.

Se esconde en el Valle del Corneja. Allí sus piedras han permanecido prácticamente imperturbables al paso de los siglos, y también al tránsito de sus vecinos. Bonilla de la Sierra es desde ayer, oficialmente claro, uno de 'Los Pueblos más bonitos de España', título que ya merecía seguro, pero que se ha materializado con la última entrega de las acreditaciones de la Asociación Los Pueblos más bonitos de España que tuvo lugar este viernes en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, Fitur 2019.

Once municipios pasaron a integrar esta selecta lista: Bonilla de la Sierra (Ávila), Níjar (Almería), Roda de Isábena (Huesca), Bagergue (Lleida), Potes (Cantabria), Tazones (Asturias), Carmona (Cantabria), San Martín de Trevejo (Cáceres), Viniegra de Arriba (La Rioja), Viniegra de Abajo (La Rioja) y Setenil de las Bodegas (Cádiz). Sus representantes recogieron las credenciales que los acreditan como uno de los 79 pueblos más bonitos de España.

Algunos por su entorno, otros por su enclave, otros por sus riquezas monumentales, y Bonilla de la Sierra “por lo que es”, dijo sin dudar su alcalde a este diario. Y es que Honorio Rico considera “inconcebible que en tan pocos metros cuadrados como tiene haya tanto patrimonio y tanta historia”.

Entre esos encantos destacó la colegiata, la plaza porticada, las calles empedradas o el pozo aljibe que ha servido de refugio y abastecimiento en épocas de conflicto en que las puertas de la villa amurallada debían cerrarse. Un pozo romano que se revela “único en la provincia” y que tiene “tantas escaleras como palabras tiene el credo”, manifiesta orgulloso el regidor. Eso por no hablar de la muralla, el castillo o la Torre del Homenaje en un envidiable estado de conservación. “Algo tendrá el agua cuando la bendicen”, resuelve Rico.

Eso sí, con este título espera que el nombre del pueblo se conozca, “que no se conocía”, pero de la afluencia de visitantes prefiere ser cauto y confía que lleguen “poco a poco”. “Tampoco nos conviene ni queremos que venga mucha afluencia de golpe porque no tenemos infraestructura suficiente para atenderla” reconoce, ya que apenas disponen en el núcleo de dos bares y un restaurante y “lo mismo nos quedamos cortos”. No obstante, ya están afanados en resolverlo porque, según avanzó, hay proyectos de particulares y vecinos “para hacer cositas” en este sentido.

Sostenible

Precisamente, la secretaria de Estado para la marca España Global, Irene Lozano, quiso resaltar la cualidad del “turismo sostenible” como sustento para este tipo de destinos en el marco de una feria, la de Fitur, que acoge cada año a más de 230.000 personas. Un turismo respetuoso y de calidad que ayude a eso, dar a conocer los pueblos del interior del país como Bonilla de la Sierra.

“Esa España vacía de la que tanto se habla, pero llena de cultura, tradiciones y gastronomía” concedió Lozano. Y es que para el presidente de la Asociación de Los Pueblos más bonitos de España, Francisco Mestre, “somos mucho más que un bello decorado, somos vecinos implicados”.