Toque de atención ante el USAL CB Tormes

A.S.G.
-

José Antonio Sánchez pide «tensión» a los suyos ante la visita –19,00 horas– este sábado de los salmantinos, un equipo que ha encontrado el ritmo de competición tras un mal arranque de temporada.

Toque de atención ante el USAL CB Tormes - Foto: David Castro

El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar está advertido. «Cada partido es diferente» y el de este sábado no se parecerá en nada al de la primera vuelta. El toque de atención esta semana de José Antonio Sánchez a los suyos ha sido claro. «El éxito relaja y si te relajas pierdes». Y no quiere el técnico madrileño que los suyos se relajen este sábado –19,00 horas– en la visita del USALLa Antigua CBTormes a un CUMCarlos Sastre donde todos los puntos de aquí a final de temporada serán claves. Si en mayo se quiere la ansiada fase de ascenso, habrá que pelearla. Y tocará pelear este sábado con los salmantinos, uno de los equipos que más han cambiado su cara respecto a la primera a la segunda vuelta. Allí, en el Würzburg, el Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar les arrolló (54-81) desde el primer cuarto.Eran otros tiempos en el CBTormes, un equipo que con el paso de las jornadas y la llegada de Óscar Núñez, cuyos conceptos empiezan a interiorizar los charros, ha dado un claro giro de tuerca. Eso y nuevas caras en un equipo que de los últimos seis encuentros ha sabido sacar adelante cuatro. Hace unos meses hubiera sido impensable.
«No nos podemos relajar» asume Ánder Pérez, que le pone voz al vestuario verderón. «El CBTormes tiene gente con mucho talento. Tenemos que hacer un partido en nuestra línea, como los que hacemos en el CUM» se pide. Una cancha en la que los verderones se sienten especialmente arropados por su público. «La afición está muy volcada con nosotros».Que sólo Carbajosa haya sido capaz de llevarse algo del parqué abulense no es una casualidad.  
Todos asumen la advertencia tras una semana en la que José Antonio Sánchez ha visto cierta confianza –«ha sido una semana un poco relajada»– que espera se solvente en el momento de saltar a la pista. «El sábado espero que estén enchufados». Pese al aviso, el madrileño lo entiende dentro de la normalidad. «Son muchos días de entrenamiento y mantener la tensión no es fácil».Pide un esfuerzo para seguir con la «inercia positiva» en un equipo que suma tres victorias consecutivas tras la derrota ante el líder. «Carbajosa fue un punto de inflexión. Podía haber supuesto un bajón, pero no fue así». Se recompuso el equipo a la perfección para mantenerse en la pelea de la zona alta, donde sigue sin descartar a nadie. «Aún tenemos que ir a Gijón». Será a mediados de marzo. Para entonces quiere que los deberes previos estén bien hecho.Y este sábado toca el USAL.