Aprobada la estructura municipal con críticas de PP y PSOE

L.C.S
-
Aprobada la estructura municipal con críticas de PP y PSOE

Por Ávila defiende que el organigrama es más operativo y que con las dedicaciones exclusivas, que la oposición ve excesivas, se garantiza un mejor trabajo de los ediles

El primer Pleno del nuevo mandato municipal, el extraordinario de Organización, escenificó el que puede ser el escenario más habitual en el Ayuntamiento de Ávila durante los próximos cuatro años, con Por Ávila y Ciudadanos uniendo sus fuerzas para llegar a los 13 concejales, con los que superar a los 12 que suman PP y PSOE, partidos por los que pasará la labor de oposición hasta 2023, toda vez que la unión de Por Ávila y Cs tiene pinta de ser sólida. Gracias a amarillos y naranjas se aprobaron las diferentes propuestas de Alcaldía sobre la nueva organización municipal, casi siempre con la oposición de PP y alguna del PSOE, al menos en las cuestiones más destacadas.
Desde populares y socialistas se centraron las críticas principalmente en dos cuestiones, el que consideran ambos partidos exagerado número de concejales con dedicación exclusiva y la que piensan que es falta de lógica en el reparto de algunas áreas. Antes estas acusaciones, desde el equipo de gobierno, y también desde Ciudadanos, se defiende que este es un Ayuntamiento más participativo y más operativo, mientras que en el caso de las dedicaciones exclusivas, lo que se defiende desde Por Ávila es que de esta manera se garantiza un mejo trabajo por parte de los concejales, lo que redundará en un beneficio para la ciudad que compensará, así lo creen al menos, el aumento de 3 a 7 de los concejales liberados, en comparación con los que terminaron la pasada legislatura.
Después de una larga serie de daciones de cuenta en las que se hicieron públicas las decisiones vía decreto adoptadas por Jesús Manuel Sánchez Cabrera en virtud de su puesto de alcalde, en los ocho últimos puntos del orden del día se sometían a votación diversas cuestiones, comenzando la designación de concejales con dedicación exclusiva que tuvo 13 votos a favor (Por Ávila+Cs), por 12 en contra (PP+PSOE).
En la variación de la asignación de dotación económica a los grupos políticos, el PSOE optó por abstenerse, el PP votó en contra y Por Ávila y Cs sumaron fuerzas, mismo resultado que el de la propuesta sobre personal eventual y que el aumento de asignaciones por asistencia a sesiones. Al PSOE le pareció bien la creación y composición de comisiones informativas así como el nombramiento de representantes municipales en órganos e instituciones, cuestiones a las que el Partido Popular también se opuso.
Aprobado el organigrama y la organización municipal para este mandato, fue el momento para que cada grupo defendiera su postura mostrada en la votación. Así, Carlos López, portavoz de Cs, no empleó demasiado tiempo en destacar que ellos habían entendido el mensaje de los abulenses en las pasadas elecciones de que «quieren colaboración uy entendimiento entre todos los grupos» y por eso «no pondremos palos en las ruedas» y colaborarán con el equipo de gobierno a través de una estructura municipal que calificó de «sólida, operativa y participativa».
Desde el PSOE, su portavoz, Yolanda Vázquez, consideró, para empezar que «la estructura no es muy correcta» con una «falta de coherencia» en un área «al mezclar Presidencia, Interior y Cultura». Luego agradeció que la oposición volviera a tener voto en la Junta de Gobierno Local, pero criticó que se vaya a subir el sueldo al personal eventual, «cuando está por medio una RPT para atender a demandas salariales de otros funcionarios. Creo que es desacertado cuidar primero de sus personas de confianza, y después ya veremos». Lo que peor vio de todo, a juzgar por sus palabras, fue el número de dedicaciones exclusivas «un auténtico exceso» de una «organización faraónica», porque además «no está demostrado que a mayor dedicación mejores resultados, y ejemplos hemos tenido en este Ayuntamiento». Hizo hincapié en este sentido Vázquez en que «la liberación al concejal de Ciudadanos demuestra que el acuerdo al que han llegado con Por Ávila es un pacto de gobierno», dirigiéndose directamente a López para decirle que «usted dice que lo fácil es ser oposición, y yo lo que le digo que lo fácil es con dos de veinticinco concejales subirse al carro del gobierno y embolsarse más de 47.000 euros al año», demostrando de esta manera que «el único fin de su partido es servir de muleta a los que no tienen mayoría absoluta para proporcionársela y en este caso claramente a cambio de intereses personales». Por último, sobre su labor de oposición, avanzó que sería «seria y rigurosa».
estreno. Se estrenaba en la bancada de la oposición después de ocho años en la del gobierno Sonsoles Sánchez-Reyes, portavoz del PP, que adelantó que la labor de su grupo desde esta nueva situación sería «leal, clara, institucional y honrada», centrando su primera intervención considerar «caótico» el organigrama presentado por el equipo de gobierno y acusar a Sánchez Cabrera de crear «una agencia de colocación en el Ayuntamiento» y de aumentar el gasto en las dedicaciones exclusivas «en más de 200.000 euros, que vendrían muy bien para inversiones en la ciudad», comparando los «16.000 euros de sueldo medio de un abulense, con los casi 50.000 de de los tenientes de alcalde». También se refirió al sueldo del alcalde, «que será de 68.000 euros, 11.000 más que los que cobraba como presidente de la Diputación».
La portavoz del PP comentó su «preocupación» también por «el aumento de sueldo al personal eventual o de confianza y asesores, que será de 6.000 euros», algo a su juicio «exagerado» y más teniendo en cuenta que «está pendiente la aprobación del la RPT». Dentro del apartado económico, se quejó de la reducción de las asignaciones a los grupos municipales, con lo que «quieren poner en dificultades a los grupos de la oposición».
La eliminación de las Tenencias de Alcaldía de Servicios Sociales y Cultura y el hecho de que se concentre en poder en «cuatro personas con demasiadas atribuciones», también fue objeto de crítica por parte de la portavoz el PP, que defendió el papel «vital para la democracia» de los partidos de la oposición, «sin prebendas ni puestos» que sujeten sus críticas.
«Salir de la dinámica del «inmovilismo de los últimos cuatro años» a través de «la pluralidad, el talante y el diálogo», son las premisas con las que presentó el portavoz de Por Ávila, José Ramón Budiño, la acción de su equipo de gobierno, que defiende «sin complejos, y lo digo claramente, trabajar por Ávila sin miedos, algo que se hace con una dedicación exclusiva, que es lo que ha faltado en los últimos cuatro años».
Budiño avanzó que a Por Ávila «no le temblará el pulso para afrontar los problemas dejados por la desidia de los últimos cuatro años», y aclaró que «Tenemos un pasado, pero no mochilas políticas, algo que algunos no pueden decir».
El portavoz de Por Ávila criticó que la oposición se escudara en la RPT que «ustedes dejaron sin aprobar de la noche a la mañana» para criticar la subida de sueldos de un personal eventual que asegura que es menos que los que tenía el PP la pasada legislatura.
«Estamos orgullosos de nuestro pasado, pero también de las acciones y decisiones tomadas en los últimos meses, que fueron acertadas, como se demostró en la noche del 26 de mayo».