Historia de Ávila a modo de teatro

B.M
-

Comienzan las visitas teatralizadas nocturnas a la Muralla, este año miércoles y jueves a las 21,30 horas con un aforo limitado a 24 personas y guardando todas las medidas de seguridad

Historia de Ávila a modo de teatro - Foto: Isabel García

La Muralla se mantiene año a año como uno de los principales atractivos de la ciudad por lo que todo lo que sirva para ‘vestirla’ siempre es bien recibido. Es ahí donde un año más se pueden disfrutar de las visitas teatralizadas nocturnas a la Muralla, que este año se realizarán miércoles y jueves a las 21,30 horas, con un aforo reducido a 24 personas por pase y cuidando todas las medidas de seguridad.
Y es que desgraciadamente el coronavirus no podía dejar de estar presente ni en una cita tan emblemática como esta. Sucede tanto en cómo se hace la visita, con la necesidad de que los visitantes mantengan la distancia de seguridad, se desinfecten las manos o lleven mascarilla, y también en la propia representación con un inicio marcado por todas las recomendaciones sanitarias.
Porque es cierto que estas visitas están para disfrutar y conocer las leyendas de Ávila, en este caso las que recuerdan la del ‘Rey Niño’ y ese ‘Monje por desamor’ y que representan los integrantes del grupo Escabel con la adaptación de guiones de Juanjo Gómez Úbeda, pero los propios actores tienen una primera presentación, y así se pudo ver en el pase de prensa, en la que se da la bienvenida y se indican los pasos para «evitar contagios de este virus tan traicionero». Lavar las manos, bien protegidos con la mascarilla (sin llevarla en la papada como si fuera ‘papadarilla’, dicen) y mantener la distancia de seguridad son las recomendaciones que se dan. A partir de ahí comenzaron a aparecer los personajes, entre ellos Beltrán, un viejo morador guardián de las historias, o la propia Muralla, testigo de excepción del paso de los años y de esas misas historias. Cada uno con su mascarilla, y alguno con guantes, comenzaron a hablar de los peligros del coronavirus, dejando pinceladas de lo que supone la Muralla como anillo defensivo de la ciudad. Y es que para ella, dijeron, «no pasan los siglos». Con la incorporación del resto de personajes, como Leonilda o Gastón, se fueron dando pinceladas más alegres a este primera apartado antes de comenzar un recorrido que tiene que llevar a los visitantes hasta San Vicente acompañados por esas dos leyendas abulenses. Además se recordarán en los pases dos acontecimientos de 2020 algo olvidados por todo lo que ha sucedido este año. Se trata del aniversario de la muerte de los hermanos Bécquer (con su paso por Ávila) y también la Constitución de Ávila.
En la presentación oficial de estas visitas estuvieron presentes la teniente de alcalde de Empleo, Industria, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Sonsoles Prieto, junto con el concejal delegado del Área de Turismo, Carlos López, que recordaron que este miércoles es el inicio de estas visitas teatralizadas nocturnas a la Muralla, una cita que cambia de día de realización, pasando a tener lugar los miércoles y los jueves, con el objeto de incentivar las pernoctaciones y la actividad hostelera y hotelera de la ciudad y que repasará, a lo largo de su recorrido, acontecimientos históricos y leyendas de la ciudad.
Con las representaciones del grupo de teatro Escabel y las explicaciones históricas de Patrimonio Divertido, las visitas tendrán lugar a las 21,30 horas con un aforo limitado a 24 personas, en vez del medio centenar que venía siendo habitual, como medida de seguridad para evitar contagios por coronavirus. La entrada general cuesta seis euros, mientras que el precio de la reducida es de cuatro, con entradas que pueden adquirirse en la Casa de las Carnicerías, lugar de acceso a la Muralla, así como en el Centro de Recepción de Visitantes (CRV) y en la página web de turismo, www.avilaturismo.com.
En cada pase se ofrece a lo largo de una hora y cuarto que, aproximadamente, dura la visita, una forma diferente de conocer el principal monumento de la ciudad de Ávila, a la vez que se contribuye a la dinamización de la economía, con una invitación a pasar tiempo en Ávila y disfrutar de su patrimonio y su hostelería.
Sonsoles Prieto recordó que ya son 21 las ediciones de este teatro nocturno en la Muralla mientras que Carlos López se refirió a las medidas de seguridad y cómo se integra en la representación la situación sanitaria pero sin olvidar la historia de Ávila, la Muralla y la ciudad. También se refirió a que es un atractivo más que anima a los visitantes a pernoctar y disfrutar de Ávila.