Faema avanza en sus viviendas supervisadas

B.M
-
Faema avanza en sus viviendas supervisadas

El II Reto Solidario organizado por la entidad junto con el Ayuntamiento de Solosancho sirvió para recaudar 1.600 euros a través de un día con actividades para los niños y una comida

Faema (Asociación de Familiares, Amigos y Personas con Discapacidad por Enfermedad Mental de Ávila) continua avanzando en su red de viviendas supervisadas para lo que recibió una nueva aportación económica, en este caso a través del IIReto Solidario realizado en Villaviciosa. Según se recordó recientemente, la asociación está trabajando en la apertura de su decimoprimera vivienda supervisada, después de que abriera dos en el mes de marzo y se añada una más después del verano. Con ello el número de personas atendidas en este servicio ascenderá a 50.
Este incremento en esta opción para fomentar la autonomía personal de personas con problemas de salud mental dado que estas viviendas se convierten en hogares para ellos es posible gracias al trabajo realizado desde la entidad y las aportaciones que llegan. En este sentido, la directora general de Faema, agradeció el esfuerzo de esta iniciativa y manifestó su deseo de seguir colaborando en el medio rural para fomentar tanto los servicios de proximidad como el empleo. También destacó que se han creado ocho puesto de trabajo en la zona gracias a una formación realizada en asistencia personal.
En el caso de Villaviciosa, el II Reto Solidario organizado por Faema con la colaboración del Ayuntamiento de Solosancho se realizó durante el pasado fin de semana, siempre teniendo en mente el objetivo de Faema de dar prioridad a las iniciativas en el medio rural y dar visibilidad a personas que tienen una discapacidad.
Para ello el reto se convirtió en un día de encuentro de los vecinos de los cuatros pueblos que componen el municipio (Solosancho, Villaviciosa, Baterna y Robledillo), motivo por el que cada año se realiza en una localidad para dar esa imagen de actividad para todos y una vez más se pudo ver como la localidad se volcaba con la entidad y la iniciativa.
Entre las actividades que se organizaron se encontraban juegos para los pequeños como juegos de paracaídas, pulseras, pintacaras o hinchables. En la comida participaron además 200 personas que pudieron degustar patatas revolconas. Además, los vecinos de Villaviciosa prepararon un museo etnográfico y dulces típicos de la zona y se cerró la tarde con bingo, juegos de bolos, zumba y discoteca móvil.
En cuanto a la recaudación, la empresa Autolavados Ecológicos realizó una donación de 600 euros y la peña ‘Los Dejaos’, otros 500, que se unieron a la recaudación de las actividades llegando a esos 1.600 euros.
El alcalde de Solosancho, Jesús Martín, destacó la labor que realiza Faema en el medio rural y aseguró que seguirán apoyando este tipo de iniciativas que promocionan la autonomía personal.