Carlos García, elegido presidente de la Diputación de Ávila

B.M
-

Tal y como estaba previsto, el candidato del PP fue designado en segunda vuelta como la cabeza visible de la institución provincial con los doce votos de su grupo y las abstenciones de Por Ávila y Ciudadanos

Carlos García, elegido presidente de la Diputación de Ávila

Esta vez no hubo sorpresas. El candidato del Partido Popular, Carlos García, fue elegido presidente de la Diputación de Ávila con los doce votos de su grupo y gracias a las cinco abstenciones de los diputados de Por Ávila y Ciudadanos. Los representantes del PSOE votaron a su candidato, Pedro Muñoz, que no logró los apoyos suficientes para optar al cargo.
El Pleno de constitución de la Diputación Provincial se celebró en el patio del Torreón de los Guzmanes, donde se congregó una buena representación política y social de Ávila, para asistir al acto. Los protagonistas, los 25 diputados elegidos (doce del PP, ocho de PSOE, cuatro de Por Ávila y uno de Ciudadanos), que serían los encargados de elegir al presidente.
Comenzó el Pleno con la constitución de la mesa de edad, que en esta ocasión correspondió a José Martín (PSOE), alcalde de Arevalillo, como el diputado de más edad, y a Alberto Encinar, concejal de La Serrada (Por Ávila), como el más joven.
A partir de entonces llegó el momento de proclamar a los cargos electos por lo que uno a uno fueron jurando o prometiendo su nuevo cargo. En este caso 15 optaron por jurar y diez por prometer.
En ese momento ya quedó constituida la Diputación de Ávila por lo que llegaba el momento de elegir el presidente. Y el primer paso fueron las proclamaciones, en este caso con el diputado del PP Federico Martín Blanco proponiendo a su compañero Carlos García, y el diputado socialista Roberto Aparicio designando a Pedro Muñoz. Ni Por Ávila ni Ciudadanos hicieron ninguna propuesta, tal y como ya habían anunciado. A partir de este punto llegaba el momento de seguir el guión que se había conocido en los últimos días.
Se colocó la urna y los diferentes diputados escribieron en una hoja en blanco el nombre de su candidato a presidente para colocar el papel en un sobre y depositarlo en la urna según eran llamados a votar.
Con todos los nombres en su interior, y con José Martín encargado de moverlos, llegó un primer recuento en el que el resultado también fue el esperado. Doce votos a favor de Carlos García, presumiblemente los de los doce diputados del Partido Popular; ocho para Pedro Muñoz, los ocho del PSOE, y cinco abstenciones que tenían que corresponder a los cuatro diputados de Por Ávila y el de Ciudadanos. Así lo habían anunciado en las últimas horas, en el primer caso señalando que apoyarían al candidato que comprometiera formalmente más inversiones para Ávila y optando finalmente por votar en blanco, y en el segundo tal y como se había decidido en el comité de pactos regional.
Esta votación no logró todavía la elección del presidente para la institución puesto que no se consiguió la mayoría absoluta necesaria. Así se procedió a una segunda votación que dio lugar a idéntico resultado y que en ese caso sí que le valió a Carlos García para ser elegido presidente de la institución provincial, cargo que llevaba ocupando desde que el pasado mes de marzo el Partido Popular presentó una moción de censura contra Jesús Manuel Sánchez Cabrera, quien ostentaba la presidencia pero había abandonado el Partido Popular ya que decidió presentarse con una nueva formación, Por Ávila, al Ayuntamiento de la capital donde posteriormente fue elegido alcalde. El propio Sánchez Cabrera había sido elegido cuatro años atrás presidente de la Diputación por el PP en una votación que resultó toda una sorpresa puesto que no era el candidato oficial del partido.
En este caso se dio la circunstancia de que, una vez que Carlos García aceptó el cargo y recibió los aplausos de todos los diputados puestos en pie y del resto de asistentes, fue el propio Jesús Manuel Sánchez Cabrera quien se encargó de entregarle el bastón de mando y darle su primer abrazo como presidente de la Diputación de Ávila.
Lo hizo ante un auditorio en el que se encontraban presentes, entre otros, representantes políticos como Alicia García y Sebastián González, quien también en su día fue presidente de la Diputación, como Agustín González, también presente. El delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, y el subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, acudieron también al acto junto con representantes de asociaciones, sindicatos, universidades, empresarios o de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado.