La UE pagará el retorno de hasta 5.000 migrantes desde Grecia

Agencias
-

La Comisión pone en marcha un mecanismo para descongestionar las sobrepobladas islas del Egeo, que destinará 2.000 euros a cada refugiado para que pueda regresar a su país de origen

La UE pagará el retorno de hasta 5.000 migrantes desde Grecia - Foto: UMIT BEKTAS

La crisis migratoria sacude a Europa, más aún con la política de fronteras abiertas que mantiene Turquía, con el objetivo de dejar que la presión pase de largo por el país otomano y se desplace hasta el Viejo Continente. Ante esta situación, más las masivas llegadas de refugiados, que desembarcan diariamente en las islas griegas, la Comisión Europea anunció ayer la creación de un mecanismo temporal para el retorno voluntario de hasta 5.000 personas desde Grecia a sus países de origen con 2.000 euros como incentivo para cada una de ellas. Un programa que, tal y como avanzó la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, busca ayudar a descongestionar las islas del Egeo. Eso sí, esta medida dará solo un mes a los acogidos en las sobrepobladas islas -las llegadas antes del 1 de enero pasado- para presentarse voluntarias.
Johansson se reunió también con el primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis, quien hizo hincapié en que se debe comprender a nivel internacional que la situación no es un problema migratorio, sino de «seguridad nacional». El mandatario heleno añadió que tanto su país como toda Europa se enfrentan a una amenaza asimétrica en sus fronteras terrestres y marítimas con Turquía, a cuyo Gobierno acusó de «utilizar a gente oprimida como peones».
La comisaria explicó, por su lado, que espera que un nuevo marco regulatorio del asilo sustituya al fracasado reglamento de Dublín después de Semana Santa. Según indicó, la CE está trabajando para encontrar un acuerdo entre los diferentes Estados, especialmente después de que a finales de febrero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, decidiera abrir las fronteras a los millones de migrantes y refugiados que viven en su país.
A todo el mundo no le gustará el nuevo marco, «pero lo aceptarán», aseguró la dirigente comunitaria. 
También con el objetivo de dar un respiro a una Grecia presionada por la crisis migratoria, siete países de la UE se comprometieron a aceptar a 1.600 niños y adolescentes no acompañados que se encuentren en campamentos de refugiados en suelo heleno.
Según fuentes de Bruselas, se trata de Alemania, Portugal, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Croacia y Finlandia.
Entre tanto, Turquía y Rusia alcanzaron un acuerdo «en gran medida» sobre los pasos relativos al alto el fuego pactado la semana pasada para la provincia siria de Idlib, que se ha violado repetidamente pese a su puesta en marcha.