Desacuerdo sobre el fondo de convergencia autonómico

SPC
-

Partido Popular y PSOE coinciden en que es un asunto de Comunidad, pero los 'populares' pretenden que se incluya en el pacto por la reconstrucción

Los socialistas solo contaron con el apoyo de los procuradores de Podemos, UPL y Por Ávila. - Foto: CCyL / Ical

Pese a compartir que es un asunto de comunidad, PP, PSOE y Ciudadanos no llegaron a un acuerdo sobre la regulación de fondo autonómico de compensación y el plan plurianual de convergencia interior debido a la falta de compromiso económico por parte de los dos socios de gobierno en la Junta, Partido Popular y Cs.
La moción socialista, defendida por Virginia Barcones, fue rechazada por el pleno de las Cortes tras no aceptar una enmienda del Grupo Popular, que pretendía ceñir la política de convergencia al pacto de reconstrucción que se negocia en estos momentos, y no incluir en su propuesta el compromiso económico.
Barcones afirmó que en Castilla y León no existe una política territorial y aseguró que los desequilibrios cada día se intensifican más tanto en actividad económica como en empleo y población. «Es momento de actuar», sentenció. 
Por ello, la oposición socialista reclamó la inmediata regulación del fondo autonómico de compensación y la elaboración del plan plurianual de convergencia interior, ambos previstos en la última reforma del Estatuto de Autonomía, para su aplicación este mismo año 2020, con un importe consignado en presupuestos de 150 millones, aunque al fijar el texto no se refirió a una cantidad concreta.
«Ya no valen más excusas», aseveró en su reivindicación de este plan de convergencia, sobre cuya puesta en marcha no quiso «entrar en reproches», aunque advirtió que si ahora no se actúa las desigualdades van a aumentar y habrá territorios y personas que queden atrás.
Asunto de Comunidad

La popular Leticia García se mostró de acuerdo en que es un asunto de comunidad y consenso, apeló al acuerdo y la lealtad y enmarcó el plan de convergencia en el pacto de reconstrucción, lo que recogía la enmienda presentada por su grupo. Sin embargo, alertó que «no valen las prisas» y emplazó al futuro acuerdo para la dotación económica, según informa Ical.
«Si es un asunto de comunidad por qué no cumplen con el Estatuto de Autonomía», replicó Barcones, que recordó que el primer plan se aprobó con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno, posteriormente se abandonó con Rajoy (PP) y ahora que con otro presidente socialista en La Moncloa se pide de nuevo cooperación al Estado.
Por su parte, Miguel Ángel González (Cs) sostuvo que las diferencias no se deben limitar de una manera localista a los territorios, sino que la convergencia no debe ser solo económica, sino también social o incluso del transporte. «No convienen las prisas», afirmó, para apelar a la sensatez, entendimiento y diálogo sin comprometer una cantidad en un escenario en el que hay que unir esfuerzos para la recuperación «sin poner en peligro» los servicios públicos.
El procurador de UPL, Luis Mariano Santos, manifestó que «esta Comunidad de éxito para algunos se ha convertido en una trituradora» en el ámbito de la cohesión y de la desigualdad, alertó que la EPA ya evidenció un escenario de destrucción de empleo con León, Zamora y Salamanca a la cabeza y concluyó en que «hoy más que nunca es necesario» abordar políticas para reducir la brecha territorial. 
«Esperemos que se acaben los fuegos fatuos y se tomen decisiones», concluyó el leonesista, que respaldó la moción socialista, igual que Podemos y Por Ávila, mientras que Vox se abstuvo.