El incendio de Gavilanes sigue activo seis días depués

E.C.B
-

Medio Ambiente confirma que el fuego ya extinguido en El Arenal, donde se quemaron 33,6 hectáreas de masa forestal, fue intencionado y que el de Gavilanes y Pedro Bernardo obedece a una negligencia relacionada con las líneas eléctricas

El incendio de Gavilanes sigue activo seis días depués - Foto: Brif Iglesuela

El incendio de Gavilanes y Pedro Bernardo declarado el pasado viernes seguía activo este miércoles, con reproducciones en diferentes puntos que se han venido repitiendo durante los últimos días y numerosos medios de extinción, entre ellos dos helicópteros, en la zona. Así lo confirmaban desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que también apuntaban que el fuego de El Arenal, activo desde la tarde del sábado y que el martes por la mañana fue controlado, está ya extinguido tras quemarse 33,6 hectáreas de superficie forestal.  
En la madrugada de ayer todavía continuaron trabajando en el monte de El Arenal un agente medioambiental, una autobomba y tres cuadrillas de tierra para asegurar el perímetro calcinado de posibles reproducciones y a las 9,08 horas se daba por extinguido por Medio Ambiente, que confirmaba que el origen era «intencionado», tal y como ya apuntó el consejero el pasado domingo al indicar  que detrás estaba «la mano del hombre».
Diferente panorama es el del incendio que ha afectado a los términos municipales de Gavilanes y Pedro Bernardo, donde aunque la situación había mejorado sensiblemente, tanto el lunes como el martes las llamas se reprodujeron en varios puntos, obligando a intensificar los trabajos con medios de extinción tanto terrestres como aéreos. De hecho, esta situación, unida a las altas temperaturas y al viento, hicieron que desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se siguiera hablando este miércoles de un incendio activo, aunque ya en nivel 0, y que los medios de extinción continuaran en la zona. En concreto, a lo largo de la jornada trabajaron en la zona un técnico, cuatro agentes medioambientales, dos helicópteros de las bases de Cebreros y Piedralaves, cuatro cuadrillas helitansportadas, tres brigadas de refuerzo  de incendios forestales, una bulldozer, cuatro autobombas y ocho cuadrillas de tierra.  
Las primeras estimaciones hablan de más de 1.400 hectáreas quemadas de superficie forestal y fincas privadas, y como comentara el consejero, también en su origen está «la mano del hombre», pero en este caso se trata de negligencias relacionadas con las líneas eléctricas.