Una cláusula de intangibilidad sobre la unidad territorial

E.C.B
-

El socialista Alfonso Guerra, que ofreció la conferencia inaugural del curso de verano 'Constitución española, problemas actuales', cree que hoy las personalidades más importantes han dado la espalda a la política

Una cláusula de intangibilidad sobre la unidad territorial

Alfonso Guerra se mostró este miércoles partidario de introducir en la Constitución española «una cláusula de intangibilidad sobre la unidad territorial». Según explicó en su conferencia inaugural del curso de verano de la UNED ‘Constitución española, problemas actuales’ que se celebra en Cebreros, «las constituciones europeas tienen esa cláusula de intangibilidad, que establece qué no se puede tocar, pero la española no y creo que estaría bien». Una afirmación que el político socialista justificó con la premisa de que las cartas magnas «no son eternas y pueden necesitar reformas, pero partiendo de una base central, que yo no creo en la reforma de la Constitución, sino en reformas en la Constitución, que son dos conceptos diferentes».
El histórico número dos del PSOE en la época de Felipe González y diputado entre los años 1977 y 2015 subrayó que las circunstancias actuales «no son las mejores para realizar un cambio importante de la Constitución», aunque reconoció que «tampoco lo eran en el 77, pero entonces la sociedad española generó la necesidad del acuerdo de tal manera que las mejores personalidades de todas las esferas de la sociedad acudieron a hacer política para llegar a ese consenso». Hoy, según Guerra, a diferencia de entonces, «las personalidades más importantes del mundo intelectual, empresarial y académico no acuden a la política y le dan la espalda, quizás porque se ha convertido en algo ingrato, y eso se nota en el Congreso y en el Senado».
Respecto al tiempo actual de pactos entre diferentes fuerzas políticas, el político andaluz afirmó que «necesitamos que los partidos hagan un esfuerzo para intentar respetar las posiciones de los demás, pues ahora se pueden llegar a acuerdos y al cabo de pocos meses estar absolutamente en contra de aquello que se llegó a firmar por escrito, y eso es un poco raro». «Una cierta coherencia merecería exigirle a los partidos políticos que puedan llegar a acuerdos porque ceder no es traicionar», remarco Alfonso Guerra, para quien «hoy día hay una cierta aversión a llegar a acuerdos porque parece que traicionan sus principios y eso no es verdad, y así se entendió en 1977 propiciando una Constitución que es de las más duraderas de la historia de España».
También comentó Guerra en Cebreros, donde estuvo acompañado por el alcalde, Pedro Muñoz; el diputado provincial Eduardo Duque, el director del curso, Carlos Vidal, y el secretario general del PSOE de Ávila, Jesús Caro, entre otros, que en esta país «estamos llegando a situaciones curiosas» en referencia a que «en el Congreso se ha convocado para el día 22 una sesión de investidura con un candidato, peor es que en la Comunidad de Madrid se ha convocado sin candidato, lo cual ya es dar una vuelta de tornillo extraordinaria». Por ello no se atrevió a aventurar lo que pasará con la investidura de Pedro Sánchez y señaló al respecto que «ni los protagonistas lo saben».