Los niños se divierten... y los padres concilian

B.M
-

Cuando llegan vacaciones como las de Navidad donde las vacaciones escolares no coinciden con los descansos laborales de los padres es cuando más se ve la necesidad de programas que ayuden a lo que se llama conciliación y a veces parece una quimera

Los niños se divierten... y los padres concilian - Foto: David Castro

Por mucho que se hable de la palabra conciliación, si no se cuenta con medidas concretas para ello al final puede convertirse en una auténtica quimera. Un ejemplo de ello se vive durante los periodos vacacionales de los niños que no coinciden con los laborales de los padres y obligan a buscar soluciones (muchas veces a través de los abuelos) para que los niños estén atendidos.
En este punto mucho tienen que decir las instituciones y los programas que ponen en marcha, como sucede por ejemplo en Navidad. En Ávila encontramos, entre otras, dos propuestas que ayudan a los padres a encontrar actividades entretenidas, y con un punto educativo, en las que pueden participar estos días sus hijos.
Una de ellas llega de la mano de la Junta de Castilla y León, en colaboración con las entidades locales, y precisamente se llama Conciliamos. En concreto, estos días es ‘Conciliamos en Navidad’ y lo que hace es ofrecer un programa que se desarrolla entre el 23 de diciembre de 2019 y el 7 de enero de 2020 en horario de 7,45 a 15,15 horas. Entre sus ventajas, que también está abierto los días 24, 31 de diciembre y 7 de enero, lo que no sucede con otras ofertas.
Aunque es un programa regional, en Ávila se ofertó en la capital, Arévalo y El Barco de Ávila, aunque debido al número de solicitudes finalmente solo se está llevando a cabo en la capital abulense. Es por ello que ya se está planteando la posibilidad de reducir ese mínimo de 15 niños participantes para poder llegar con más facilidad al mundo rural.
35 son los niños que participan en esta actividad que se lleva a cabo en el colegio Claudio Sánchez Albornoz y donde están ‘vigilados’ por dos monitoras. Entre ellos encontramos a pequeñas como Leire que con sus 9 años sigue participando en un programa en el que «cree» que lleva desde los cinco. En el día de la visita los niños se afanaba por realizar bastones de Navidad pero también recuerdan que han tenido la oportunidad de hacer estrellas, bolas para el árbol, figuras con accesorios, un Papá Noel Móvil, un elfo o incluso un reno. Sin duda, todo muy navideño. También juegan en el patio, al fútbol, puntualizan.
Lo cierto es que este año se ha contado más o menos con el mismo número que otros años en Navidad. La cosa cambia en verano cuando suele haber más participación y más demanda en los pueblos.
En este caso, aunque el programa está abierto entre los 3 y los 12 años, las edades se han concentrado hasta los 10 y se cuenta con muchos nuevos de 3 años que se han incorporado al programa.
Distribuidos normalmente en dos grupos según sus edades para realizar las actividades, los pequeños van pasando las mañanas de sus vacaciones de Navidad en un colegio pero de una forma totalmente lúdica. Para ello, sus padres han tenido que abonar como media 4 ó 6 euros al día, aunque también hay casos que están exentos y bonificaciones.
Animación infantil. Entre los programas que ayudan a la conciliación también se encuentra el de animación infantil puesto en marcha por el Ayuntamiento de Ávila en sus propuestas de invierno y de verano. En este caso, en Navidad, son más de 200 los niños que participan, divididos por edades y también en espacios puesto que se cuenta con dos grupos, uno en El88 y otro en el centro sociocultural Vicente Ferrer. Los participantes se dividen, en este sentido, en esos dos grupos, por un lado, niños de entre 7 y 12 años y, por otro, niños de entre 3 y 6 años para poder así adaptar las actividades y juegos a sus edades.
Allí los pequeños cantan villancicos y juegan a juegos tan tradicionales como ‘la zapatilla por detrás’ o se pasan el balón en corro. El objetivo de esta programación también es ?contribuir a la conciliación de la vida laboral y familiar en estas fechas de vacaciones escolares y por ello las actividades se prolongan durante las fiestas navideñas hasta el 3 de enero.
En función de la edad, las actividades, que se desarrollan en horario de mañana, se centran en talleres deportivos, expresión corporal, ludoteca, bailes, talleres de reciclaje, de pintura, de dramatización… así como juegos en equipo.