Un cambio obligatorio

A.S.G.
-
Un cambio obligatorio - Foto: Belén González

Tras la dura derrota ante La Roda, el Ávila Auténtica se mide este domingo al Fragata Morón con la necesidad de mejorar su imagen


Tras el duro revolcón de La Roda toca cambiar.Cambiarlo todo, empezando por la mentalidad de un equipo al que se le vio muy tocado sobre un CUMCarlosSastre que pocas veces habrá visto al Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar tan abatido como el pasado miércoles, cuando los verderones se derrumbaron ante el equipo manchego en el inicio de su particular pelea por la permanencia. Los de Eduardo Clavero pusieron en evidencia que los problemas de los verderones durante esta temporada siguen latentes.Un equipo en muchas ocasiones sin energía, desconectado y con enormes problemas para mantener el tipo durante los 40 minutos de partido. El pasado miércoles el ánimo apenas duró cinco. «Debemos cambiar».No queda tiempo, pero no queda otra. Porque la temporada no da tregua y tras el varapalo del miércoles el equipo verderón se desplaza este sábado a tierras sevillanas para medirse, el domingo a partir de las 13,00 horas, al Aceitunas Fragata Morón. O lo que es lo mismo, el líder del grupo A2, un equipo con todas las papeletas para que esta fase sea un simple pasatiempo después de haberse quedado fuera del que era su verdadero objetivo, el grupo de ascenso.
Si hay un desplazamiento complicado en estos momentos es la salida al pabellón Alameda, donde los sevillanos, liderados por dos ex verderones como Aramburu y Sebirumbi y escoltados por jugadores como José Antoniomarco Gaona y Tanner Howard, son poco menos que intocables. Un duro panorama para los verderones, que viajarán con poco que perder y mucho que ganar.Porque tras tocar fondo ante La Roda es el momento de reivindicar que siguen vivos.Y no necesariamente pasa por ganar, sino por volver a mostrarse como un equipo capaz de competir. «Debemos tratar de jugar desde el punto de vista de los aspectos básicos del juego, que pasan por volver a defender, evitar que nos anoten de manera sencilla, jugar de manera ordenada.En definitiva, ser un equipo distinto».Toca volver a empezar para poder pensar que hay opciones de seguir en la LEBPlata.

«Lo que hace falta ahora es trabajar lo mental»

Más que trabajar aspectos sobre la pista «lo que toca ahora es trabajar con la cabeza de los jugadores, trabajar para que haya un cambio de mentalidad.Son jugadores jóvenes, para muchos de ellos es la primera vez que se ven en una situación así pero deben aprender a jugar con esta presión si quieren ser jugadores profesionales. Es el aprendizaje que van a tener de aquí a final de temporada. Es un equipo joven y cuando no hacemos lo básico del juego de manera correcta, lo demás tiene poca explicación. Si lo que podemos controlar no lo hacemos con solvencia, hay que recuperarlo».