Las ordenanzas fijan una bajada del IBI del 4 por ciento para 2016

L.C.S.
-
Las ordenanzas fijan una bajada del IBI del 4 por ciento para 2016 - Foto: David Castro

Revisión catastral. Además del descenso en el tipo impositivo marcado por el Ayuntamiento hasta el 0,48, el equipo de gobierno anuncia también una disminución del 15 por ciento en el valor catastral de las viviendas para el año que viene.

Se aclaró la incógnita de la rebaja fiscal prometida por el Partido Popular en su programa electoral. Será del 4 por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para el próximo 2016, quedándose en un tipo del 0,48 cuando estaba en el 0,52, a lo que habría que añadir la disminución del 15 por ciento en el valor catastral de las viviendas para el año que viene. Esto se traduce, según los cálculos del equipo de gobierno, en que los abulenses tendrán «750.000 euros más en sus bolsillos», después de que «por primera vez en 15 años se produzca una bajada real del IBI», según destacó la portavoz popular, Patricia Rodríguez, que ejemplificó lo que puede suponer  esta medida: el propietario de un piso con un valor catastral de 85.000 euros pasará a pagar 318,70 euros por el IBI, en vez de los 361  actuales.
Rodríguez aclaró que ese descenso de 750.000 euros en la recaudación se compensará con «una mejor gestión de ingresos y un acortamiento de los gastos», respondiendo de esta manera a la principal preocupación apuntado desde Ciudadanos, gracias a cuyos votos pudo el PP aprobar su proyecto de ordenanzas.
El dato de la bajada de la principal fuente de ingresos municipal fue el más destacado de un Pleno que se desarrolló como se esperaba en lo que al sentido del voto se refiere, resultando aprobadas las ordenanzas municipales para 2016 gracias a los 8 votos del Partido Popular (estaba ausente el teniente de alcalde Héctor Palencia) y a los 5 del grupo municipal de Ciudadanos. El resto de la oposición sumó 9 votos en contra sumando los 4 del PSOE, los 3 de Trato Ciudadanos y los 2 de IU (ausente en este grupo Alberto López). Javier Cerrajero, de UPyD, finalmente optó por la abstención.
Hubo que esperar hasta el Pleno para conocer la proyecto del equipo de gobierno, que se resume en que 19 de las 48 ordenanzas se han modificado con respecto a las que están en vigor actualmente. Además de explicar la variación en el IBI, la portavoz del equipo de gobierno enumeró varias de las modificaciones más destacadas, muchas de ellas anunciadas previamente por Ciudadanos en su rueda de prensa del pasado martes como la bonificación en las tasas de uso de las instalaciones deportivas a los jóvenes, el descenso en el impuesto de vehículos a los menos contaminantes, las bonificaciones a empresas generadoras de empleo, la reducción del 50% en el impuesto de construcción por obras que mejoren la eficiencia energética, la reducción del 50 por ciento en la tasas de basuras a empresas unipersonales, o la modificación de las exenciones de consumo de agua en función del gasto.
Conocida la exposición del Partido Popular, solo UPyD varió el sentido del voto que había anunciado días precedentes. Pasó de la oposición a la abstención al obtener el compromiso de que se estudiaría por parte del equipo de gobierno tres las propuestas que Cerrajero presentó en el Pleno, entre ellas la reducción de las competencias impropias, «que suponen 400.000 euros» al Ayuntamiento, dijo.

Lea la noticia ampliada en la edición impresa