La sede en Ávila de la AECC abrirá sus puertas el lunes

B.M
-

Lo hará por las mañanas de lunes a viernes pero con la necesidad de solicitar cita previa. Se puede seguir con la atención a distancia

La sede en Ávila de la AECC abrirá sus puertas el lunes - Foto: Isabel García

La vuelta a la normalidad va llegando poco a poco a Ávila, cada vez con más espacios disponibles. Esto sucede en diferentes ámbitos, también en el social, donde la sede de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Ávila abrirá de nuevo sus instalaciones a partir del próximo lunes, 15 de junio, para volver a atender a las personas con cáncer y sus familias de forma gradual y de acuerdo a la ‘Guía de buenas prácticas en los centros de trabajo’ del Ministerio de Sanidad. Será una vuelta siguiendo todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias y que, si sucede como lo tiene previsto la Junta de Castilla y León, coincidiría con el paso a fase 3 de la provincia de Ávila, lo que daría aún más facilidades.
Por el momento, la sede contará únicamente con una persona que estará de forma presencial atendiendo las solicitudes de cita previa para los servicios que presta la asociación en la provincia. Además, la AECCen Ávila sigue manteniendo sus servicios a distancia para todas aquellas personas que prefieran no acudir de manera presencial, pero necesiten la ayuda de los profesionales y voluntarios de la asociación. 
La reapertura de la sede en Ávila se realiza con atención presencial entre las 9,00 y las 14,30 horas de lunes a viertes en la calle Casimiro Hernández número 7, lateral izquierdo. Se hace con cita previa para lo que se dispone del teléfono 920 250 333 y la dirección de correo electrónico avila@aecc.es.
Para quienes opten por una atención a distancia, la AECC mantiene la red de apoyo para que ninguna persona con cáncer se sienta sola, desatendida o desinformada en esta crisis sanitaria con el  servicio gratuito de Infocáncer (900 100 036) las 24 horas del día, los siete días de la semana, sesiones de videoconsultas, programa de voluntariado online y presencial, ayuda a través de redes sociales, o la aprobación de una partida extraordinaria de tres millones para hacer frente a la vulnerabilidad social de las familias con cáncer.
En el caso concreto de Ávila, durante este tiempo que viene durando la pandemia, se ha mantenido la atención a distancia a través del teléfono o las videoconferencias. Esto ha hecho posible, entre otras cosas, que no se perdiera la atención psicológica, individual o por grupos, y también que se siguiera trabajando con los voluntarios.
En este caso, el regreso paulatino a los servicios presenciales se hace con la máxima seguridad y acorde al protocolo de prevención en riesgos laborales de la organización. 
Así, se cumplirá con las acciones adoptadas con relación a las medidas organizativas, de distanciamiento interpersonal y de higiene, para garantizar una vuelta segura tanto a los profesionales de la asociación como a las personas beneficiarias.