Rusia vuelve a dejar a Castilla y León sin final

Deportes@diariodeavila.es
-
Rusia vuelve a dejar a Castilla y León sin final

1
Castilla y León
2
Sur-Chayka
Finalizado
El tanto de Devadze en el 87' (1-2) dejaba fuera a los arlequeinados, a los que les valía el empate

La Selección de Castilla y León UEFA dijo de nuevo adiós a la final de la Copa de las Regiones, de nuevo ante Rusia –la Región Sur de Rusia Chayka, como en Estambul 2017–  y de nuevo rozando la final con la punta de los dedos. Caía eliminada Castilla y León de la XI edición de la competición europea tras su derrota y el 2-2 en el otro encuentro del Grupo B y que da el pase a la final al equipo polaco de Baja Silesia a la final, donde se enfrentará a la anfitriona Baviera (Alemania).
No supo responder a las expectativas creadas Castilla y León a pesar de que dependía de sí misma. No fue por falta de ganas, eso sí. Una Rusia motivada por jugar contra un combinado español y algunos errores en la circulación del balón condenaron a los arlequinados.
El partido empezó bien. Nada más arrancar, un centro de Amor al segundo palo fue cabeceado por Puente demasiado cruzado. Esa jugada animó a Castilla y León, que fue fiel a su juego con el balón en los pies, aunque los rusos, a pesar de no jugarse nada, apretaban para no irse de vacío del torneo. El equipo regional alternó en ese momento varias llegadas al área de Chayka, pero sin finalización.
En el 9’ un balón al hueco por alto de los rusos dejaba a Tishchenko delante del portero y fue objeto de falta de Obispo en el balcón del área. El central del Real Ávila recibió muy pronto la primera tarjeta del encuentro. Los rusos no se achantaban y minutos después generaron otra ocasión por banda izquierda. Lomovtsev disparó a puerta y Berlana envió a córner.
En un choque de ida y vuelta Jorge Rodríguez disparó cómodo desde fuera en un par de ocasiones, pero detuvo el meta ruso; y Puente lo hizo a la salida de un centro de esquina desviado por un defensa. Una asociación por la izquierda entre Amor y Lolo, que debutaba, concluyó en falta lateral y primera tarjeta para el equipo ruso, a Valiulin, para quien se reclamó la segunda por una mano que señaló el colegiado. Minutos después otra falta, sobre Emilio, fue motivo también de amarilla para Kopylov y obligó al lateral del Astorga a abandonar el campo lesionado. Su lugar lo ocupó Edu Martín.
Pero en el minuto 30 llegó la jugada desgraciada. Tras una buena llegada por la banda izquierda el disparo de Tishchenko se fue al palo y el rechace lo tocó Berlana, quien no pudo detener el remate a bocajarro de Lednev. 1-0 y a remar. Por primera vez en el campeonato, Castilla y León se veía por debajo en el marcador.
La Selección de Castilla y León UEFA, algo nerviosa con el resultado, intentó seguir construyendo. Así lo hicieron Dani, el recién incorporado Edu y Puente, en un remate que bien pudo acabar en penalti sobre el jugador del Astorga. Otras jugadas acababan en imprecisiones poco habituales de los arlequinados. Y el empate llegó como menos se esperaba, en un córner, contra un equipo muy físico y muy alto. Lolo centró y Dani Burgos remató de cabeza a las redes rusas tras rozar a un defensor. Minuto 40 y el equipo se creció. Tanto que un balón en largo plantó delante del portero a Lerma, quien falló en el control. El delantero del Santa Marta tuvo también un remate forzado de cabeza a las manos del guardameta. En los últimos instantes de la primera parte el combinado ruso prácticamente no salía el área. Al descanso, el equipo regional había disparado 14 veces a pesar de la sensación de que no se estaba jugando bien.
Tuvo una oportunidad muy clara Puente al regreso de vestuarios con un remate de zurda que se fue desviado tras una falta lateral. Todo indicaba que se mantendría el mismo guión que al final del primer tiempo.
Castilla y León se soltó con el balón. Y en la segunda parte se vio a un equipo que se jugaba lo que se jugaba, que recuperó el esférico y lo mimó…, pero no acababa con claridad las posesiones. Faltaba profundidad.
Pero el final se acercaba y el tanto no llegaba. En otra incursión por el centro, tras juego combinativo, Abajo, que acababa de ingresar al campo, disparó alto. El encuentro giró y cambió a una ida y vuelta que perjudicó a Castilla y León. Así, el equipo ruso generaba ocasiones: el autor del gol, Lednev, envió alto delante de Berlana, y Devadze golpeó al palo a falta de cinco minutos.  Eran los prolegómenos del segundo gol ruso, que llegó tras un saque de banda que el propio Devadze cruzó a portería. La ilusión y los sueños se rompieron y Castilla y León se despidió, dos años después, por la puerta que en Estambul, la de atrás.