La ampliación de la UCI, de 6 puestos pero cuatro dotados

B.M
-

Se hará con una inversión de 300.000 euros para una obra que, como muy tarde, comenzará a finales de julio, para que todo esté preparado para octubre

La ampliación de la UCI : seis puestos, cuatro con dotación - Foto: David Castro

La ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos del Complejo Asistencial de Ávila es un tema que está dando mucho que hablar desde que la Consejería de Sanidad anunció que se contará con cuatro nuevos puestos desde octubre (pasando así de ocho actuales a doce de forma estructural en octubre) y desde Ávila, en concreto desde el Ayuntamiento, se exija una mayor dotación de camas para que la abulense no sea la provincia con menos dotación de la región tras un proceso de ampliación que se está acometiendo a nivel regional.
El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, explica que la ampliación de esta unidad llega tras un estudio propio que se ha realizado y que no está hecho «a instancias de ninguna reclamación o demanda de nadie». Es más, señala, que con la competencia sanitaria, se pretende mejorar la «calidad asistencial con inversiones muy relevantes» que no se quieren poner en relación a otros territorios sino para mejorar la calidad asistencial «en la medida de nuestras posibilidades y en base a las circunstancias que nos ha tocado vivir con la covid-19».
En el caso concreto de la UCI se va a hacer, insiste, la ampliación con un valor de 300.000 euros con un proyecto que desde un inicio cuenta con una dimensión de ampliación de «seis camas», aunque ahora se van a dotar con electromedicina, la tecnología y el equipamiento cuatro de ellas. «Estamos preparados para poder ampliarla en un corto espacio de tiempo a seis», señala.
La misma María Antonia Pedraza, gerente de Asistencia Sanitaria, quiere dejar claro que desde un principio «la obra y el dimensionamiento es de seis puestos. Una cosa es que ahora inicialmente se doten cuatro, pero ya nace con seis». Y para conseguirlo, como muy tarde las obras comenzarán a finales de julio puesto que no son muchos los trabajos que hay que hacer, al estar anexionada la ampliación a la actual unidad. Además, con ello se permite tener dos circuitos totalmente independientes para en un momento determinado tener una zona covid y otra no covid.
En este contexto, el delegado territorial insiste que el proyecto se aborda con «perspectivas de futuro con una inversión inicial pero que no nos va a limitar en el futuro ni nos va a acotar a tener solo las camas estructurales» como se ha visto en esta crisis sanitaria en la que se ha contado «con una UCI extendida de 22 camas en plena pandemia y no nos ha faltado nunca ni una sola cama, cosa que ha ocurrido en otros territorios». Añade, además, que «la dureza de la covid-19 podía haber sido mucho mayor si no hubiera sido por la valía de nuestros profesionales».
En todo caso, esta inversión inicial de ampliación, con sus estudios técnicos y el consenso con los profesionales, insiste, permite «en un futuro no solamente ampliar el número de plazas sino tener una infraestructura para que este número pueda ser superior», más allá de que no se sepa si va a haber una nueva oleada para la pandemia, para la «que estamos mejor preparados» y en la que «se cubre la ratio».
A ello hay que añadir, señala, los avances que se están realizando en otras inversiones sanitarias para Ávila, como es el caso del acelerador lineal y todo, en palabras del delegado territorial, con la Junta demostrando «que ha afrontado la situación con más solvencia que otras comunidades autónomas» y también aprobando otro tipo de medidas, económicas y fiscales,  o con el Plan Territorial de Fomento o la gestión de Nissan.
Y se hace esta valoración, «sin complacencia, satisfechos con los avances que se están produciendo en Ávila» pero también sabiendo que se va «a pelear porque sigan siendo más», concluye.