CyL emite deuda pública a tipos negativos por primera vez

SPC
-

El consejero de Economía, Carlos Fernández Carriedo, destaca que Castilla y León se posiciona como la «autonomía más solvente» del Régimen Común

El consejero de Economía y Hacienda,CarlosFernándezCarriedo, durante una rueda de prensa reciente.

La Junta de Castilla y León ha realizado la primera emisión de deuda pública de su historia a interés negativo «gracias a la capacidad de la Comunidad de acceso al mercado de capitales y a los inversores». Se trata de una emisión de 40 millones de euros, bajo el formato de colocación privada, a un plazo de tres años, que se ha cerrado a un tipo de interés del -0,1830 por ciento, según informó el Ejecutivo autonómico. Esto significa que Castilla y León, además de no tener que pagar ninguna cuantía en concepto de intereses durante ese periodo, recibirá en el momento de efectuar el desembolso una cuantía superior al nominal prestado. En concreto, por esta operación de endeudamiento, las arcas de la Comunidad recibirán 40,2 millones de euros, mientras que la cantidad que deberá reembolsar tres años después, en 2022, será inferior, y ascenderá a cuarenta millones.
El consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, destacó esta emisión de deuda sitúa a Castilla y León como la «autonomía más solvente» dentro de las de Régimen Común. «La muy alta solvencia de Castilla y León da lugar a esta situación del tipo negativo», dijo. El consejero constató que la Junta está aprovechando un mercado con «tipos extraordinariamente reducidos» para financiarse y está logrando operaciones muy ventajosas para sus arcas, gracias a su calificación de solvencia de la agencia Moody´s, la misma que para el Reino de España, que es «la máxima a la que podemos aspirar».
Otro factor destacable para esta operación son las «atractivas condiciones de financiación que ofrece el mercado de deuda como consecuencia, principalmente, de las medidas no convencionales de Política Monetaria puestas en práctica por el Banco Central Europeo para tratar de reactivar la economía».
La unión de estos factores permitió a Castilla y León, aseguró, colocar 40 millones de euros en el mercado privado a un plazo de tres años, con un tipo de interés del -0,1830 por ciento. Un beneficio que irá dirigido, avanzó, a financiar «servicios públicos de calidad» en la Comunidad. Carriedo también subrayó que Castilla y León aprovechó el contexto actual de bajos tipos, para realizar una operación de deuda de 100 millones por primera vez a 25 años, ésta en positivo (1,27 por ciento), lo que supone el plazo más largo de vencimiento de una emisión de la región hasta el momento, frente a los préstamos medios de siete u ocho años actuales. Esta medida responde a aprovechar el contexto actual para «repartir los riesgos» porque mantendrán ese tipo bajo aunque el mercado cambie hasta 2044, según informa Ical.
Cariedo vaticinó en este contexto que «todo hace pensar que los tipos seguirán en el mismo nivel» los próximos meses y años y podrán colocar nuevas emisiones de deuda en condiciones muy similares. «Es un momento muy bueno para la refinanciación de deuda para tener garantizados tipos de interés muy bajos», explicó.
Por último, expuso que el año que viene el déficit que se permitirá desde el Gobierno estará muy próximo a cero, a la espera de que les convoquen al Consejo de Política Fiscal y Financiera, por lo que la inmensa mayoría de la deuda será de reposición para los vencimientos.