scorecardresearch

El PSOE valora la inclusión de la despoblación en la reforma

SPC
-

El secretario autonómico del PSOE apuesta por que la Junta plantee sus propuestas en el grupo de comunidades formado en Santiago de Compostela

El secretario general del PSOECyL y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, analiza la propuesta del Gobierno sobre el reparto del modelo de financiación autonómica. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, destacó hoy en Valladolid que la propuesta del Gobierno de España sobre el nuevo reparto del modelo de financiación autonómica incluye, por primera vez, el criterio de la despoblación, por lo que supone una "victoria" para la Comunidad. "Se pasa del criterio de población real al de la población ajustada, que supone tener en cuenta la despoblación, la superficie y la dispersión", aseguró.  

Además, valoró que el informe incluya los principios de suficiencia financiera, la autonomía y corresponsabilidad fiscal, la lealtad institucional y la equidad en la prestación de servicios públicos en todos los territorios, que son los mismos criterios que están recogidos en el Estatuto de Autonomía y el Pacto de Comunidad suscrito en 2016.  

Tudanca abogó, según recogió la Agencia Ical, por que las propuestas de la Junta se planteen junto a los otros territorios (Galicia, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Cantabria y Asturias) tras haberse creado el grupo de Santiago Compostela, que hace dos semanas se reunió para defender una posición común ante el próximo modelo de financiación autonómica, que pasa por sufragar el coste real de los servicios y tener en cuenta la dispersión de la población. "Ahí es donde mejor están representados los intereses de Castilla y León y es el lugar para defenderlo. Es donde nos sentimos cómodos, más allá de disputas partidistas y colores políticos", subrayó.

Además, reclamó a la Junta que tenga en cuenta la valoración de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) sobre el informe del Gobierno sobre el reparto del modelo de financiación autonómica, que destaca que las comunidades más favorecidas, según su cálculo, serían todas las comunidades que se reunieron hace dos semanas en Santiago de Compostela.

El líder socialista quiso dejar claro que el PSOE autonómico va a defender los intereses de Castilla y León al considerar que es un debate "decisivo" para el futuro de la Comunidad y España y sus servicios públicos. Además, reclamó a la Junta "paciencia" y "prudencia" por que tendió la mano del PSOE para hacer este camino "juntos". Por último, pidió que procuren no dar muchas "lecciones" después de la llegada "ingente" de fondos del Estado para Castilla y León y la aprobación de tres normas "decisivas" en el Congreso para la Comunidad como la ley de la cadena alimentaria, la de los interinos y la que garantiza la actualización de las pensiones. "Ninguna de ellas ha contado con el apoyo del PP", sentenció.

En este sentido, criticó la valoración del consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, al decir en la misma intervención que Castilla y León perdía dinero con el nuevo sistema de financiación pero luego dijo que se desconocía el volumen total de lo que recibiría la Comunidad. "Se hacen trabalenguas a sí mismos para justificar una posición de partido", aseveró. 

En todo caso, el líder socialista valoró con "prudencia" el informe al ser una primera propuesta técnica inicial para el debate, que respeta los criterios del Estatuto de Autonomía y el acuerdo de Comunidad firmado por todos los grupos políticos de las Cortes. No en vano, aún no se conoce el volumen total de los recursos que se van a repartir. En todo caso, abogó por esa cuantía sea mayor que la actual por que, a su juicio, ninguna comunidad puede perder recursos con la reforma del sistema.  

También destacó que el documento del Ministerio de Hacienda atiende a la transparcencia, multilateralismo y la negociación del nuevo sistema de financiación, además de incluir por primera vez el criterio de la despoblación, algo "muy positivo" para Castilla y León. Además, abogó por alcanzar un consenso entre todas las comunidades autónomas a la hora de presentar las diferentes propuestas.