El Ávila auténtica se aleja del objetivo

L.C.S
-
El Ávila auténtica se aleja del objetivo - Foto: Belén González

La derrota ante el CB Extremadura Plasencia le deja a dos victorias de la sexta posición

Aunque es cierto que todavía quedan ocho partidos para que concluya esta primera fase, la derrota del Ávila Auténtica en el último partido del año en el Carlos Sastre aleja a los de Sergio Jiménez de terminar entre los seis primeros para no tener que luchar por evitar el descenso, tras un partido en el que los locales siempre fueron a remolque.   
Un triple de Sidao dio la primera ventaja a los locales, que se quedaron pronto sin Ricks, con dos faltas en dos minutos. Dos triples seguidos de los extremeños dieron la vuelta al marcador, 5-8 y por encima siguieron aprovechando su mayor intensidad, pero los fallos en el triple rival y el acierto de Berni devolvió la igualdad en el marcador, 12-12, a 2’33’’ de un primer cuarto que voló sobre el reloj y que se cerró con ventaja de dos puntos para los extremeños, 14-16.
No espabiló el Ávila Auténtica en el arranque del segundo cuarto, en el que los visitantes aprovecharon para marcar el paso, 16-21, que fue más amenazante, 17-24, tras dos triples seguidos de un equipo que abusa de ese recurso, al menos en el partido de ayer. El intercambio de tiro exterior mantenía la ventaja extremeña, 20-27 a 7’35’’, ante un Ávila Auténtica que no se encontraba ni en defensa ni en ataque, lo que dio a las a los visitantes para en el minuto 15 mandar por diez puntos, 22-32.
Sidao y Ortiz tiraron del equipo para que el Ávila Auténtica se enganchara de nuevo, 33-35, ayudados por Ricks, qe volvió a la cancha con un triple que metía por completo a los verderones en un choque se que les había complicado, pero en el que volvían a estar bien colocados empatando  1’51’’ tras un parcial de 13-3 en apenas tres minutos, que dejaba todo pendientes para la segunda mitad, 37-41, con un triple sobre la bocina de Gallardo.
Mulero fue el encargado de dar la vuelta al marcador, 42-41, en una muy buena salida de los locales, contagiados por el madrileño, pero el efecto duró poco y el Plasencia volvió a colocarse por delante mediado el tercer parcial, 42-47. Pero el partido iba a impulsos, y en el turno del Ávila Auténtica anotó cuatro puntos seguidos para arrimarse de nuevo, 46-47, y mantenerse ahí, 49-50, e incluso colocarse por encima, 51-50, a 1’32’’ para un final de cuarto al que se llegó con 56-56 tras una canasta en el límite de Cazorla.
Cinco puntos de Martínez colocaron un peligroso 56-61, pero fue el turno de Cazorla y de Berni, 62-63 a 7’02’’ y el partido se abocaba a un final de foto finish, 70-69, a 4’30’’, pero un triple de Medina y un ataque fallido de los locales situaron el marcador con 70-76 a falta de 3’03’’ que obligó a Sergio Jiménez a buscar desde un tiempo muerto la reacción de su equipo, que tenía de nuevo que remar contra corriente.
Pero lo que encontró el Ávila Auténtica fue un balón perdido y dos triples seguidos de Gallardo para colocar, a 2’04’’, un 70-82 que dejó el partido sentenciado y una derrota local para despedir el año en el CUM Carlos Sastre de manera agria.