El kickboxing le gana el combate al COVID-19

A.S.G.
-

Los deportes de contacto regresan a la actividad con una propuesta centrada más en lo técnico y físico. «Van a ser dos o tres meses con ese trabajo que otras veces no nos paramos a hacer»

El kickboxing le gana el combate al COVID-19 - Foto: David Castro

Toca adaptarse, y el kickboxing ha sabido hacerlo. No tenía más remedio pero lo cierto es que para un deporte de combate con tanto contacto como éste parecía complicado que pudiera ponerse en marcha tan rápido.  Y sin embargo ha sido posible. Bien es cierto que de momento la activación ha llegado en espacios como el Núcleo de Tecnificación que se encuentra en el CUMCarlos Sastre y únicamente posible para los deportistas de Alto Nivel y Alto Rendimiento, ya sea de ámbito nacional o regional, pero es un primer paso. Y los ojos los tienen fijos encima. «Se trata de una prueba de viabilidad del comienzo de la actividad que debería producirse en Fase 2» avisaba en su momento Miguel Ángel López Gil, actual Secretario General de la Federación Española de Kickboxing y Muaythai y director del Núcleo de Tecnificación Territorial de Kickboxing que gestiona el Ávila Kickboxing Academy. Y de momento la prueba está siendo positiva. A simple vista el cambio ya es sustancial.
«Estamos siguiendo medidas exhaustivas» señala López Gil en un Núcleo de Tecnificación donde los espacios se han modificado y las distancias han crecido. La seguridad se ha extremado. Se acude bajo cita previa, con toma de temperatura previo para comprobar posibles síntomas compatibles con el COVID-19, se ha limitado el aforo, se desinfectan materiales y zonas de entrenamiento, hay materiales de protección disponibles para los deportistas y entrenadores, geles hidroalcohólicos, zonas delimitadas para el distanciamiento y estrictas normas de limpieza antes y después del turno de entrenamiento. Medidas que empiezan a ser habituales en las distintas disciplinas y centros deportivas y que, de momento, los clubes están dispuestos a cumplir. La vuelta a la ‘normalidad’ no deja de estar en su mano.
Se adapta un deporte englobado dentro de la desescalada junto a otros deportes como el baloncesto, el fútbol, balonmano... «por ser todos ellos deportes de contacto, aunque nosotros tengamos la categoría de combate. Cuando esos deportes empiecen a tener competiciones, nosotros también. Pero será a medio plazo» comenta Miguel Ángel López Gil en una realidad donde el kickboxing ha cambiado su día a día.
Ahora no hay contacto. La técnica le ha ganado la partida. «Los entrenamientos se han adecuado al trabajo individual» explica López Gil. «Estamos trabajando técnica y trabajo funcional enfocado a los deportes de combate». Y  lo que podría ser un problema se ha convertido, en cierto modo, en una oportunidad. «Lo cierto es que está muy bien porque son esos ejercicios que nunca entrenas.Tener dos o tres meses dedicados al trabajo de base, de técnica y físico puede ser interesante de cara a cuando se pueda reanudar el contacto» explica Miguel Ángel.
«Quienes van a tener problemas en este periodo son los entrenadores mediocres». Y apunta López Gil por una de las cruzadas de su federación, como otras en el caso de los deportes de combate, contra el intrusismo. «Los que no tienen la base para poder trabajar de manera individual van a tener problemas» señala en un trabajo que estos días, y durante los próximos meses será muy distinto. «Tenemos materiales de sobra para poder trabajar de manera individual». Meses de técnica y físico individualizado en general «pero siempre en progresividad. Se están dando casos de gente con problemas por sobre entrenamiento». Todo poco a poco y con vistas al mes de enero, cuando de seguir la mejoría considera Miguel Ángel López Gil que se podría volver a competir. «A partir de ahí será cuando podamos volver a hablar de normalidad» calcula en unas fechas que tienen su razón de ser. «Hay que tener en cuenta que organizar un campeonato suele llevar más o menos un mes y medio. Nadie se arriesga en estos momentos a organizar una competición en estos momentos con esa antelación» apunta el actual Secretario General de la Federación Española de Kickboxing y Muaythai.
La era digital. El cambio llega también al kickboxing, un deporte de contacto que debe afrontar su entrada en el mundo digital. «Como Centro de Tecnificación se está creando una plataforma para dar clases online, favoreciendo el marketing digital». Advierte que «no hay que perder el carácter humano», pero como en el mundo de la educación, al deporte y los clubes también llegan las competencias digitales, las acreditaciones por ser capaces de desarrollar la formación de manera online.
Todo ello con un futuro en el que aún toca evaluar el impacto económico. «En Ávila es complicado evaluarlo. No sabemos cómo van a reaccionar los deportistas federados. Está claro que las clases van a ser más reducidas, aunque la formación será de más calidad, pero no sabemos qué evolución tendrá toda esta situación. De momento la actividad se va a mantener en junio y valoraremos julio. Depende de las expectativas. Desde el Ayuntamiento no nos han puesto ningún problema».