«Somos un colectivo grande como para dejarnos de lado»

A.S.G.
-

Judo, kárate, taekwondo, boxeo, kickboxing, esgrima y lucha, unidos en la nueva Unión de Federaciones Españolas de Deportes de Combate. Miguel Ángel López Gil recuerda la importancia de los deportes de combate

«Somos un colectivo grande como para dejarnos de lado»

Pocas noticias positivas se pueden extraer y quedarán de estos meses, pero no será así para los llamados deportes de combate, que han visto cómo durante la pandemia se ponía en marcha un ‘viejo anhelo’ y proyecto. El pasado mes de mayo se producía el nacimiento de la Unión de Federaciones Españolas de Deportes de Combate, UFEDC, bajo cuyo paraguas  se encuentran las Federaciones Españolas de Judo, Karate, Taekwondo, Boxeo, Kickboxing y Muaythai, Esgrima y Lucha Olímpica, deportes con intereses, problemas y soluciones comunes que han sido capaces de poner en marcha un mecanismo de interlocución común para la protección de sus intereses compartidos. «Ha cuajado ahora porque hemos podido estar en casa y hablar»  reconoce con sinceridad Miguel Ángel López Gil, actual Secretario General de la Federación Española de Kickboxing y Muaythai y director del Núcleo de Tecnificación Territorial de Kickboxing en Ávila.
Se llevaba tiempo detrás de ello y por fin ha sido posible. Y el momento ha sido propicio, con una reactivación de las distintas disciplinas deportivas por fases en las que, los deportes de combate, pese a ser deportes de contacto, no han salido mal parados en su vuelta a la actividad. «Estamos hablando de una Unión de Federaciones que aglutina cerca de 300.000 licencias y 4.000 clubes» recuerda López Gil. «Somos un colectivo lo suficientemente importante como para que nos dejen de lado» apunta recordando el peso que tienen estos deportes dentro del espectro deportivo español.
La UFEDC se pone en marcha con un principio fundacional básico como es la búsqueda de sinergias en los deportes de combates, cuyos problemas y situaciones son compartidas con independencia de la disciplina. Se habla de búsqueda de patrocinadores y proveedores, de influencia en la futura Ley del Deporte, la formación cruzada, la celebración de una gala anual conjunta e incluso, y no menos importante, la lucha contra el intrusismo. Problemas a resolver aunque no a corto plazo. «Es una carrera de larga distancia en la que queremos proteger a nuestros clubes, deportistas y técnicos» comentaban en su puesta en marcha. Una de las noticias positivas que dejará el paso de la pandemia por el mundo del deporte.