Granado defiende la nueva modalidad de jubilación parcial

SPC
-
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, habla sobre la 'Jubilación parcial con contrato relevo y salario mínimo interprofesional' en las Jornadas de Acción Sindical para 2019 de UGT FICA. - Foto: Ical

El secretario de Estado de la Seguridad Social defiende esta modalidad de jubilación excepcional porque "ha permitido generar empleo para los jóvenes y ampliar la competitividad de las empresas"

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, defendió hoy la nueva modalidad de jubilación parcial para la industria manufacturara puesta en marcha por el Gobierno (decreto 20/2018), para facilitar que el sector del automóvil y de sus componentes “tan importante” en la Comunidad, pueda hacer frente las innovaciones tecnológicas en sus procesos productivos.

Granado intervino hoy en Valladolid, en las Jornadas de Acción Sindical para 2019 de UGT FICA, donde disertó sobre la 'Jubilación parcial con contrato relevo y salario mínimo interprofesional', donde explicó que la nueva modalidad de jubilación parcial especial para la industria manufacturera, está dirigida a “empresas que tienen platillas muy estables, con contratos indefinidos a jornada completa muy importantes, y en muchos casos deben hacer frente a innovaciones tecnológicas muy profundas, como el sector del automóvil y de sus componentes tan importante en la economía de Castilla y León”.

Octavio Granado argumentó, en declaraciones recogidas por Ical, que en muchas ocasiones, es muy difícil que las empresas puedan reciclar a la gente de avanzada edad para que asuman los nuevos procesos de producción, por lo que “la jubilación parcial aparece como un instrumento necesario para que puedan hacer inversiones y poder poner en marcha nuevos procesos productivos”.

El contrato relevo para Granado permite “conseguir rejuvenecer las plantillas, ampliar la competitividad de las empresas y no perjudicar los derechos de los trabajadores, que se podrán retirar de sus puestos dejando paso para gente más joven”.

Octavio Granado precisó que el decreto está aprobado desde finales de año, fue convalidado por el Congreso de los Diputados, hubo un periodo de adaptación para que la Seguridad Social pusiera en marcha el procedimiento de solicitudes, lo discutieron con empresarios y sindicatos, y hoy en Valladolid, presentó la resolución por la que se pone en marcha el proceso. “Aunque ya ha habido solicitudes individuales ahora se generaliza la nueva solicitud”, dijo.

Granado también concretó que el año pasado, 36.000 personas se acogieron en España, a modalidades de jubilaciones parciales, cuando “acabó el ciclo transitorio de las jubilaciones abierto en 2011”, y este año se pasa a esta nueva modalidad, que “afectará a entre 8.000 o 10.000 trabajadores”.

Granado defendió esta modalidad de jubilación excepcional porque “ha tenido una eficacia notable, ha permitido generar empleo para los jóvenes y ampliar la competitividad de las empresas, y que las empresas españolas puedan concurrir en sus negocios en condiciones cada vez mejores”. Asimismo, constató que si la gente que se jubila es sustituida inmediatamente por alguien en sus mismas condiciones, “se garantiza el sostenimiento del sistema”.

Una modalidad excepcional

El secretario de Estado de la Seguridad Social dejó claro que no son partidarios “genéricamente” de anticipar la edad” de jubilación y recalcó que se trata de una modalidad “excepcional” que tiene en cuenta la concurrencia de dos circunstancias, que son “empresas con trabajadores con gran estabilidad, donde su sustitución por despido tendría unos costes muy elevados, y la necesidad imperiosa de cambiar procedimientos de fabricación”. “La única forma de conectar esas dos circunstancias es la puesta en marcha de una jubilación parcial”, dijo.

Octavio Granado indicó que estas jubilaciones se pueden asumir en los términos en los que se han establecido, porque “no todos los trabajadores se pueden jubilar cuatro o cinco años antes porque el sistema no sería sostenible” “Sólo lo podemos hacer en empresas que garantizan estabilidad, pagan buenos salarios y se ven llamadas a hacer inversiones muy importantes”, dijo, para aseverar que “sino previéramos una formula como ésta, pondríamos en riesgo la competitividad de las empresas, es una medida realmente excepcional”.