Restauración del retablo de la iglesia de Santa María

B.M
-

Los trabajos en el templo de Madrigal de las Altas Torres se ejecutarán durante siete meses para tratamientos de prevención, limpieza o reintegración

Restauración del retablo de la iglesia de Santa María - Foto: Picasa

Hace apenas unos días que el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, anunció en una visita a Madrigal de las Altas Torres que el próximo año se llevaría a cabo la restauración del retablo de la iglesia de Santa María del Castillo en su nueva ubicación, presidiendo el nuevo presbiterio, y el proyecto ya está dando pasos. En concreto, acaban de salir a licitación los trabajos de restauración por un importe de 157.522 euros y un plazo de ejecución de siete meses.
El objeto del contrato es la restauración del retablo y su instalación en la nueva disposición de la cabecera que se ha realizado para la mejor comprensión y contemplación de las pinturas murales del siglo XV que se desarrollan en el ábside y el presbiterio. El retablo se encuentra desmontado y depositado en la iglesia y en el contrato se incluye la realización de un cierre ornamental de la trasera del retablo y del acceso al ábside norte de la iglesia, la iluminación del espacio del ábside central, presbiterio y ábside norte y espacio de celebración así como la ornamentación del nuevo espacio.
La intervención de la restauración se centra en los tratamientos curativo-preventivo contra xilófagos y en la conservación de policromías y dorados, pero también incluirá la limpieza de la arquitectura del retablo, lienzos y las tallas, reintegración y reproducción de volúmenes y reintegración cromática aplicando el criterio de mínima intervención (se utilizarán materiales fácilmente reversibles y técnicas de selección cromática que se integren con la pintura conservada) y en la solución de los problemas estructurales de los diferentes elementos.
En cuanto a los otros trabajos que se han incluido, con la iluminación de los espacios absidales y del presbiterio del templo se buscará potenciar las superficies de la pintura mural descubierta así como el nuevo espacio de culto y retablo. En este sentido hay que recordar que recientemente la Junta presentó la recuperación del conjunto pictórico medieval de la iglesia de Santa María de Madrigal en las que se ha invertido cerca de 700.000 euros desde el año 2010.
En cuanto al cerramiento de la trasera del retablo, se quiere garantizar la correcta ventilación del retablo, que permita el acceso a su trasera y que se incorpore a la lectura del nuevo espacio pictórico del presbiterio. Con las mismas líneas de diseño se realizará un cerramiento del ábside norte para independizarlo del resto del templo y que sirva de línea de acceso. A ello hay que añadir el tratamiento del suelo de mortero del ábside central para adecuarlo a la imagen que trasmiten las pinturas descubiertas en este espacio.
Los criterios de intervención marcan que los tratamientos que se apliquen deberán ser estables, reversibles y sin alterar su aspecto original.