Sin percebes en Navidad por culpa del temporal

EFE
-

El marisco de las costas gallegas se encarece un 30% tras el paso de las últimas borrascas, obligando a las embarcaciones de pesca artesanal a permanecer en puerto y no poder abastecer a los mercados

Los percebeiros, armados con su "ferrada", saltan entre las piedras del Cabo Roncudo, en plena Costa da Morte y en mitad del temporal - Foto: Lavandeira jr

Apenas hay percebes, escasea la centolla y los precios del marisco en general se han disparado de media un 30% por encima del aumento que generalmente se da ante la proximidad de las festividades navideñas, todo ello debido al temporal en las costas gallegas.

Es lo que han indicado fuentes del sector, profesionales de varios puntos de la Comunidad que han aludido a las borrascas Elsa y Daniel, que han obligado a varias embarcaciones de pesca artesanal a permanecer en puerto.

Fuentes de la lonja de Vigo han señalado que no hay oferta de percebes ya que con olas de cinco a seis metros resulta imposible poder capturar esa especie que anida en las rocas y cuyo valor en estas fechas es de 120 a 150 euros para piezas grandes, aunque en supermercados y tiendas se incrementa todavía más.

Generalmente por estas fechas su precio rondaba los 80 euros por kilogramo del tamaño medio en lonja. Pero por ejemplo, Masé Núñez, una pescadera de O Grove (Pontevedra), ha contado que se ha llegado a pagar a más de 200 euros, un precio similar al del camarón en lonja.

"Es que ya la merluza está a 20 euros, en mi vida la pagué yo a ese precio... Todo está muy caro. Lo que menos, entre 10 y 20 euros de diferencia del año pasado a éste. Es normal por el mal tiempo que hace. Los pocos barcos que salen venden bien. No hay y lo venden todo. Y más que se vendería", ha contado en declaraciones a Efe.

Entre las especies más demandadas cada diciembre figuran la nécora, la centolla y el buey de mar, que escasean por la falta de capturas debido al oleaje y el fuerte viento en zonas costeras.

El precio de la centolla, según fuentes de la lonja de Vigo, alcanzó hoy los 42 euros el kilogramo, frente a una media de 19 a 27 euros la semana pasada.

El buey de mar se vendió durante la jornada a entre 25 y 28 euros por kilogramo, frente a los 16 euros de media de la semana pasada.

Fuentes de la firma Pescados Folies, un intermediario de venta de marisco y pescado, apuntaron que hay "mucha escasez" de producto gallego fresco, principalmente de marisco, por lo que se ha elevado el precio en el mercado.

Según sus cálculos, el precio de la centolla se ha disparado hasta una 60% por la falta de aprovisionamiento, la cual ha llevado a algunas especies a "precios prohibitivos".

En cambio, la almeja, según fuentes de la lonja de Vilanova de Arousa, tiene precios "estables" para la babosa, la variedad más consumida por estas fechas, a 22 euros el kilogramo, frente a una media de 14 a 15 euros el resto del año.

La cotización de pescados tales como merluza, besugo y rape, ampliamente consumidos durante las festividades navideñas, ha subido de un 20% a un 30%, un aumento propio de estas fechas.

Sin embargo, se trata de especies pescadas en la zona del Gran Sol, en el norte del océano Atlántico, que los barcos gallegos que faenan en esa zona prefieren descargar en Irlanda para que la mercancía llegue cuanto antes a España, pero por carretera.

El pescado se carga en camiones que circulan desde Irlanda al Reino Unido en transbordador para luego atravesar en tren por el túnel bajo el Canal de la Mancha y finalmente recorrer Francia por autopista hasta España, lo que permite llegar antes que en barco.