José Luis Diezma, dispuesto a "escuchar" al Real Ávila

A.S.G.
-

El técnico madrileño entiende que "ahora lo que toca es cerrar el presupuesto antes de hablar sobre mi continuidad"

José Luis Diezma - Foto: David Castro

• José Luis Diezma considera que a lo largo de la temporada se han producido críticas «gratuitas y que no salían cuando el equipo estuvo once jornadas sin perder».

Su futuro, en el aire. Si José Luis Diezma continúa o no en el Real Ávila la próxima temporada –sería su tercer proyecto desde su llegada en la 2011-2012– se conocerá en breve.Los planes incluso apuntan que podría ser la próxima semana cuando el madrileño conozca su futuro. Hasta el momento, pequeñas conversaciones. «La comunicación es fluida» señala el protagonista, pero por delante el club debe abordar otras cuestiones con mayor prioridad antes que comenzar unas conversaciones que Diezma abordará «dispuesto a escuchar». Es el punto de partida con el que el técnico encarnado abordará su futuro con el Real Ávila, un club en el que su director general,  David Rueda, ha reconocido sentirse «contento con el trabajo que ha realizado».
En el club se reconocen satisfechos con el trabajo del entrenador, y el entrenador «dispuesto a escuchar, el trato aquí siempre ha sido bueno». Dos puntos de partida para afrontar un diálogo en el que Diezma apunta que, para producirse, primero han de salvarse algunos pasos previos. «Lo que ahora toca es concretar y desarrollar el presupuesto de la próxima temporada para poder empezar a ofrecer cosas» comenta un entrenador que entiende que «hasta ese momento es absurdo» emprender cualquier diálogo.
Lo que tiene claro es que «sea quien sea el entrenador hay que intentar que pueda trabajar desde la normalidad» advierte en una temporada en la que el equipo se ha visto inmerso en un problema de impagos desde el mes de diciembre, última nómina que pagó el club a los jugadores. A este respecto el técnico fue claro: «cuando digo que la plantilla ha hecho una buena segunda vuelta lo digo también desde el compromiso que han adquirido».
A partir de la confirmación del técnico llegará el momento de la confirmación de la plantilla. «No será fácil configurar un equipo como se hacía otros años» pone sobre la mesa el madrileño ante el momento económico por el que atraviesa el conjunto encarnado en particular y el fútbol modesto en general. «Es el momento de apostar por la gente de casa. Ya es inviable costear un equipo con gente de fuera» pone como planteamiento ante una  posible configuración de la plantilla en la que tiene claro que «hemos demostrado que sabemos trabajar con gente joven. Incluso prefiero esa apuesta, aunque soy consciente de que puede suponer un riesgo».
Gente joven y gente de Ávila.Es el objetivo del club, que ya está sondeando las posibles caras de la nueva plantilla. Un objetivo en el que recuerda algunas de las críticas por la poca presencia de jugadores de la casa. «Por lo que recuerdo nunca ha habido tanto jugador abulense ni tanto juvenil en debutar como este año» defiende en una temporada en la que han jugado en el equipo jugadores, especialmente en las últimas jornadas, como Tuto, Álex, Chispi...
Críticas que para José Luis Diezma responden más a la falta de resultados que a la propia plantilla en sí. «Los resultados son lo que lo cura todo» comenta un técnico que tiene claro que el distanciamiento entre el club con la afición abulense y la ciudad no es nuevo. «Es una realidad palpable, el asunto es cómo revertirlo» se pregunta ante un asunto «que se tiene que pensar para buscar cómo acercar el equipo más a la gente y que la ciudad disfrute».
 Un punto de trabajo a futuro tras  una temporada en la que entiende que en algunos momentos las críticas han sido excesivas, especialmente cuando las mismas «llegaban desde la derrota, no desde la argumentación, y con el objetivo de  hacer daño». Críticas que entiende «normales» desde el público «si no les gusta el equipo», pero que le llaman la atención desde otros sectores, incluso cercanos, «que son gratuitas y que no se dieron cuando el equipo sumaba 11 jornadas sin perder». Inclusive recuerda que «al equipo que fue subcampeón se le cuestionó hasta el último momento».
De lo que es consciente es que la afición «no ha enganchado con el equipo» en una temporada en la que reconoce que el principal error ha sido la configuración de la plantilla. Ni en tiempo ni en forma. «No estuvimos acertados, especialmente en puestos concretos, y nos ha lastrado toda la temporada».