La temporada de incendios se abre con un fuego nivel 2

B.M
-
La temporada de incendios se abre con un fuego nivel 2 - Foto: Belén González

El suceso se produjo en El Hoyo de Pinares donde se tuvo que cortar una carretera (AV-561) y desalojar un poblado de una veintena de personas por el riesgo existente

En los últimos días ya se habían registrado algunos conatos pero este lunes un incendio hizo acto de presencia con fuerza en la provincia de Ávila, en concreto en el término municipal de El Hoyo de Pinares, donde se inició poco antes de las 12,30 horas en una zona de monte bajo y el viento y la sequedad hicieron que se fuera propagando. Tanto fue así que fue necesario cortar la carretera AV-561 (carretera de Valdemaqueda) e incluso desalojaron un asentamiento de una veintena de personas por el riesgo existente. Esto llevó también a movilizar la Unidad Militar de Emergencia (UME) que se desplazó desde Torrejón de Ardoz.
El desalojo fue el motivo por el que la Delegación Territorial de Ávila declaró el nivel 2 de peligrosidad, según establece el Plan de Incendios de Castilla y León, a las 18,30 horas y se constituyó el CECOPI (Centro de Coordinación Operativo Integrado), presidido por el delegado territorial, José Francisco Hernández.
Como era de esperar, fue necesario movilizar un importante operativo para atacar al incendio tanto con medios aéreos como terrestres, especialmente de la Junta de Castilla y León pero también de Madrid y el Gobierno. Los medios movilizados, según informó la institución regional fueron dos técnicos, cinco agentes, seis autobombas, dos cuadrillas de tierra, tres cuadrillas helitransportadas (ELIF), dos BRIF, tres aviones anfibios, cinco helicópteros y un avión de coordinación. 
De esta forma, alrededor de 90 personas participaron en las labores de extinción del incendio, entre personal de la Junta de Castilla y León y efectivos de Protección Civil (de El Hoyo de Pinares pero también de otros municipios cercanos, lo que se agradeció desde el Ayuntamiento), Guardia Civil y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Hasta el incendio se desplazó el delegado territorial de la Junta y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, acompañados por el teniente de alcalde de El Hoyo de Pinares, Antonio Pablo.
Hernández Herrero explicó que las circunstancias del viento, acompañado por la sequedad por la falta de lluvia, provocó que el incendio fuera subiendo de nivel, puesto que primero se declaró el nivel 1 a las 15,38 horas en previsión de que se vieran afectadas más de 30 hectáreas de terreno y luego el 2 por la posible afección a un asentamiento de personas. Sin embargo, a última hora de la tarde desde la Junta informaron de que el incendio se rebajaba a nivel 1, aunque se continuaba trabajando en la zona para su control, última información al cierre de esta edición. Se refirió además a que la intensidad del operativo era «muy alta» y se contaba con la colaboración de otras administraciones para un incendio en el que confiaba que con el paso de las horas fuera amainando el viento y el operativo lograra controlar el incendio.
Explicó el delegado que la superficie afectada es principalmente monte bajo pero se contaba con varios frentes para lo que se afanaban en el trabajo tanto los medios aéreos como los terrestres. De lo que no habló fue de la causa del incendio, que aseguró que se tiene que investigar, porque ahora estaban centrados en extinguir el fuego y esa era su «prioridad».
El teniente de alcalde de El Hoyo de Pinares, aseguró que para el municipio el incendio suponía una «desgracia» porque se quemaba algo suyo, algo a lo que están «muy arraigados». Por ello quisieron agradecer la colaboración de todos los medios y de los pueblos vecinos en un «incendio muy difícil, por el tema meteorológico por el aire». A todos los medios también se unieron los voluntarios del municipio, también en el apartado del avituallamiento.
Por su parte, Mercedes Martín habló de que se había producido «lo que nos temíamos en este año de falta de nieve y de lluvias», lo que hace que «en este periodo de sequía empecemos pronto con los sobresaltos». Recordó que se trata de una competencia de la Junta de Castilla y León pero que desde que han tenido constancia del incendio, con «espíritu de colaboración», han estado en «contacto permanente con la Junta». Y se hizo, en un primer momento valorando que había medios suficientes pero a posteriori cuando se tuvo constancia del núcleo de población desalojado y se declaró el nivel 2 y se decidió activar a la Unidad Militar de Emergencia.