Los sindicatos exigen que se apruebe ya la RPT

L.C.S
-

El equipo de gobierno pide más tiempo para poder estudiarla

Los sindicatos exigen que se apruebe ya la RPT - Foto: David Castro

La situación de la relación de puestos de trabajo (RPT) sigue enfrentando a sindicatos y equipo de gobierno municipal, ante la exigencia de los primeros de que se apruebe de una vez por todas, y de la petición de tiempo de los segundos. En la jornada de este viernes diversos colectivos de trabajadores del Ayuntamiento hicieron sonora su protesta a la entrada de la casa consistorial con una concentración que continuó en el Salón de Plenos. A las puertas del edificio Julio Díaz, de CCOO, acompañado por Francisco Sanz, del Sindicato Profesional de Policías Municipales de Castilla y León, y Alberto Martín de CSIF, exigieron la aprobación de la RPT como punto de partida para una mejor organización del servicio público que prestan los trabajadores municipales. «Estamos ejerciendo un derecho fundamental que es el de concentración y manifestación ante lo que consideramos que es otra falta de respeto hacia los  trabajadores y empleados municipales porque vemos que la RPT no sale para adelante», comentó Díaz, que aseguró que «no queremos hacer ningún tipo de presión ni chantaje de nada, sólo estamos solicitando que un procedimiento administrativo como es la RPT, que ha transcurrido por todos los cauces legales administrativos pertinentes, y que cuenta con todos los parabienes con informe positivo de la Secretaría, de Intervención y de la jefa de Recursos Humanos, y que está única y exclusivamente pendiente de la aprobación final por Pleno, que por fin se apruebe», incluso aceptando, comentó «que se temporalice la entrada en vigor, pero para ello necesitamos que en los presupuestos de 2019 haya una cuantía para ello, porque vemos con preocupación que si no hay ninguna partida que refleje un incremento aunque sea mínimo, vamos a pasar una larga andadura por el desierto con otro año más sin ningún tipo de solución para la RPT».
Desde los sindicatos se concluyó afirmando que «nos sentimos un poco rehenes en el plano político porque si bien es verdad que la aprobación de la RPT se suspendió en el último momento de la pasada legislatura, nosotros no somos culpables de ello, sino víctimas de esa situación.  No solo es dinero la RPT, sino organización y estructura, y para prestar un servicio público de calidad necesitamos un instrumento esencial de organización que es la RPT».
Ante estas reivindicaciones, el teniente de alcalde de Presidencia y portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, aseguró que los sindicatos «son conocedores de la situación porque en las últimas semanas nos hemos reunido con ellos. Hemos expuesto cuáles son los trabajos que se están realizando y se están convocando a todos los jefes de servicio con la concejala responsable del área para hacer una radiografía de la situación actual y poder avanzar al respecto, pero es un trabajo que necesita de su tiempo. Tenemos una RPT que no la hemos desechado, que está encima de la mesa y sobre ella se está trabajando». «Lo que no se puede», finalizó Budiño, «es querer que en 6 meses se ejecute un trabajo que lleva más de 15 años para poder ejecutarse».