Reconocimiento al espíritu crítico

SPC
-

Dos centros de Valladolid y Zamora reciben el premio de la Fundación Vicente Ferrer por sus propuestas pedagógicas y de concienciación

Foto de familia de los centros premiados que entregó la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Las acciones destinadas al desarrollo del espíritu crítico de los estudiantes tienen premio. Los centros CEIP Melquiades Hidalgo, de Cabezón de Pisuerga en Valladolid, y el IES Cardenal Pardo de Tavera, de Toro en Zamora, fueron galardonados ayer en la XI Edición de los Premios de la Fundación Vicente Ferrer 2019 de Educación para el Desarrollo, y que entregó la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
Estos reconocimientos pretenden premiar las prácticas educativas de centros que hayan desarrollado acciones, experiencias, proyectos o propuestas pedagógicas destinadas a sensibilizar, concienciar y desarrollar el espíritu crítico, así como fomentar la participación activa del alumnado en la consecución de una ciudadanía global y solidaria, y comprometida con la erradicación de la pobreza y sus causas y con el desarrollo humano y sostenible.
En el caso del CEIP Melquiades Hidalgo, de Cabezón de Pisuerga, se reconoció el proyecto ‘Déjame que te cuente’ que ha trabajado los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) a través de la literatura, como contaron a Ical las profesoras del centro, Arancha Vilor y Rosa Elena Román. «Cuentos para niños» a través de los cuales, complementados con actividades, se han trabajado la igualdad de género, los derechos humanos y el desarrollo sostenible y medio ambiente. Actividades que se desarrollaron a lo largo de todo el curso, adaptadas a los distintos niveles educativos, y con las que están convencidas de que han hecho mejores alumnos. Sin embargo, incidieron en que se trata de un trabajo que hay que hacer «poco a poco» porque «a medida que se va trabajando es cuando se van viendo los resultados».
En el caso del IES Cardenal Pardo de Tavera de Toro se reconoció el proyecto ‘Ahor(r)a’. Su director José Julio Fuentes, explicó que se trata de un proyecto que se ha desarrollado durante cinco años relacionado con el agua y su uso eficiente en el municipio. «Se han diseñado dispositivos de recogida y no tener pérdidas de agua, y una serie de recomendaciones que se han trasladado a las instituciones para que las pongan en práctica», y así mejorar esa eficiencia y rentabilidad de un bien escaso.
Covadonga Sandoval, docente, consideró que este tipo de acciones genera alumnos «mucho más sensibilizados», tanto con el agua como con el respeto al medio ambiente convencida de que «hasta hace poco faltaba esa educación en valores», pero que se ha ido ganando poco a poco con este tipo de proyectos.