Un 12,4% de los edificios antiguos pasan la ITV en Ávila

E.C.B
-

Según datos de la Junta de Castilla y León, son 3.235 los inmuebles de Ávila capital que han cumplido con la obligación legar de someterse a esa revisión, de cuyo control se encarga el Ayuntamiento

Un 12,4% de los edificios antiguos pasan la ITV en Ávila - Foto: David Castro

El 12,44 por ciento de los inmuebles con una antigüedad de más de 40 años que hay en Ávila capital han pasado ya  la Inspección Técnica de Edificios (ITE), de cuyo control se encarga el Ayuntamiento. Concretamente son 3.235 los edificios de esas características los que han cumplido ya con esa obligación.
De acuerdo con la normativa, la Inspección Técnica de Edificios constituye una obligación legal de los propietarios de aquellos edificios cuya antigüedad alcance los 40 años y de momento, la implantación de las revisiones se produce a varias velocidades en Castilla y León.  
De esta forma, las provincias más aventajadas por el cumplimiento con la obligación de pasar la ITE de sus capitales de provincia son Valladolid y León. La primera acumula el 27,87 por ciento, con 7.247, seguida de León con 6.240 y un 24 por ciento, y Burgos con un 14,9 por ciento y 3.898. Ha ganado posiciones Ávila con un 12,44 por ciento y 3.235 y se mantiene Salamanca, con un 11,52 por ciento y 2.995. Finalmente, a la cola se encuentran Palencia, con un 6,89 por ciento del total y 1.791; Soria, con 280 y un 1,08 por ciento y Zamora, con 82.
26.000 en castilla y león. Castilla y León ha pasado ya revista a más de 26.000 inmuebles que han superado los 40 años, al cumplir sus propietarios la obligación de someterse a la Inspección Técnica de Edificios (ITE). La Consejería de Fomento y Medio Ambiente sigue trabajando para continuar con su «progresiva» implantación en la Comunidad.  
El departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones contabilizó al cierre de 2019 un total de 26.003 inspecciones hechas en la Comunidad, lo que supone un uno por ciento más que en 2018. Para ello, la Consejería convoca ayudas para fomentar que se hagan estas ‘ITV’ al parque residencial por ser la mejor forma para conocer su estado de conservación y poder afrontar proyectos de renovación y rehabilitación.  
Fomento mantiene su compromiso de orientar las políticas de vivienda hacia el subsector de la rehabilitación y regeneración urbana por ser un motor de actividad económica y empleo, en un momento en el que Castilla y León afronta la crisis económica que dejará la pandemia del coronavirus, una vez que la construcción retomó la actividad el pasado 13 de abril, tras su ‘hibernación’.
De esta forma, la Consejería de Fomento se ha marcado como objetivo para este año 2020 seguir con las actuaciones de incentivo y consolidación de las inspecciones en Castilla y León, una de las comunidades donde más implantación han tenido estas revisiones, por ser un «elemento fundamental» para que se acometan obras de mejora y mantenimiento de los edificios con más de cuatro décadas.