Cuatro orejas, que pudieron ser más, en Navarredondilla

J. A. Cartón
-

Leonardo Hernández y la portuguesa Ana Rita fueron el atrayente cartel de fiestas de Santiago en el que los toros fueron del Capea y Carmen Lorenzo, bien presentados y con buen juego

Cuatro orejas, que pudieron ser más, en Navarredondilla

Un año más Navaredondilla celebra sus fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol las también llamadas fiestas de verano,  y dentro de su programa de festejos celebró una corrida de rejones el sábado por la tarde con un cartel atrayente formado por Leonardo Hernández y la portuguesa Ana Rita con toros del Capea.           
Fue una tarde agradable de temperatura, con una buena entrada y con unos toros del Capea y Carmen Lorenzo, bien presentados que dieron un buen juego. De hecho se premió con la vuelta al ruedo al segundo de le tarde, el número 15 y de nombre Bichanero.  Leonardo Hernández se tuvo que conformar con el silencio en su primero y dos orejas, en el segundo y Ana Rita comenzó cortanto dos orejas en su primero y silencio, en el segundo.Así pues acabaron en igualdad de trofeos. 
Para esta ocasión el rejoneador afincado en la provincia de Cáceres desplazó a los siguientes caballos Estoque, Picasso, Alcorchete, Calimocho, Enamorado, Charro, Padilla, Elmo, y Sarope. Rompió plaza un toro con cuajo de el Capea que salió dando vueltas al anillo de la plaza portátil que se montó para la ocasión. Leonardo Hernández lo esperó junto a tablas y tras una ligera vuelta lo enceló con mucho temple montando a Estoque y pese a su fijeza, le faltó al de algo de codicia al de Capea en principio. Hernández tuvo que esforzarse para llegar a los tendidos luciendo sus dotes de buen caballista, y a sus monturas, haciendo piruetas muy ceñidas; en banderillas, citando a una mano clavó con decisión llegando a la cara del toro. Este ejemplar llegó un poco parado a la fase final de la faena por lo que en cortas tuvo que exponer el rejoneador, arriesgando dadas las condiciones en las que estaba el toro. Con el rejón de muerte, algo desprendido, hizo su efecto, pero obligó a echar pie a tierra y utilizar el verduguillo. Tras varios intentos dobló el de Capea, por lo que perdió los trofeos.
Cuatro orejas, que pudieron ser más, en NavarredondillaCuatro orejas, que pudieron ser más, en Navarredondilla - Foto: El segundo de su lote un toro bien hecho y menos cuajado de Carmen Lorenzo, se vino pronto al caballo y con celo Leonardo le clavó los rejones de castigo, tras pararlo a lomos de Picasso; en banderillas Leonardo lució a lomos de Calimocho  y Alcorchete donde volvió a tirar de espectacularidad y sacó recursos en el trasteo por todos los puntos de la plaza y fue muy jaleada su faena. Con las cortas se despertó el interés del público qué aplaudió sus piruetas y a sus cabalgaduras que mostraron una excelente doma a lo largo de todo el festejo. El rejón de muerte cayó un poco desprendido, pero hizo su efecto, se le concedieron las dos orejas que paseo por el anillo del ruedo.
Ana Rita de su extensa cuadra desplazó a Yaguar, Ibérico, Zaquero, Asdeoros, Estribillo, Castruera, Garre y Fandi. Ya nos dejó ver la portuguesa en el momento que se encuentra y no hace muchas fechas en el Tiemblo. En Navarredondilla no fue menos, lució una cuadra de caballos, y un manejo por parte de ella muy torero.
Percande de la rejoneadora. En su primer enemigo clavó rejones de castigo en un buen sitio y dejó correr al toro en banderillas a una mano, en su segunda banderilla montando a Zaquero  el toro hizo hilo con el caballo y apretó junto a tablas con la mala fortuna que derribó a la cabalgadura y a la jinete, levantándose y quedando cojeando pero la portuguesa sacó su raza y volviendo a montarse al caballo cuajó una excelente faena, demostrando que tiene un sitio en el rejoneo. Con el rejón de muerte tras unos intentos debido a los dolores clavó con acierto y se premió su decisión y valor con las dos orejas, que tras pasear por el ruedo se retiró a la enfermería para ser observada por los doctores donde se la apreciaron múltiples magulladuras y hematomas en la pierna, brazo y pecho. 
La portuguesa Ana Rita no quiso dejar de lidiar a su segundo enemigo a pesar de los dolores y la merma física en la que había quedado su cuerpo. Estuvo torera clavando los de castigo y banderillas y los adornos de las rosa y banderilla cortas. Con el de muerte, la portuguesa acusó el cansancio y los dolores que le producía el levantar el brazo . Tras varios intentos derribó al de Carmen Lorenzo. Tras ser arrastrado el último toro salieron a hombros los dos intervinientes en la tarde,  bajo una sonora ovación 
Otros festejos. Plaza de toros de Gavilanes, novillada con picadores, novillos de la Guadamilla, buenos y  aplaudidos en el arrastre. El quinto, de nombre Panadero dio la vuelta al ruedo. Con lleno en los  tendidos ,m alfredo Bernabéu  logró una oreja y aplausos, Daniel Barbero una oreja y una oreja, y Parrita que sustituía a Juan Cervera una oreja y una oreja.
Salieron en Hombros Barbero y Parrita acompañados del mayoral de la Guadamilla Pedro Alonso.