La 'amenaza' también viene desde el cielo

P.R.
-
La ‘amenaza’ también viene desde el cielo

Agentes de la Comisaría y de la Escuela de Nacional de Policía se forman para controlar los posibles peligros que puedan llegar con los drones y que podrían afectar a la población

Los cambios e innovaciones tecnológicas se suceden a gran velocidad y buena prueba de ello es el desarrollo de los Remotely Piloted Aircraft Systems- RPAS más conocidos como drones, cuya utilización se inició en la década de los 50 en el ámbito militar y que recientemente se ha generalizado en la esfera civil.
Continuamente observamos como empresas de comunicación, publicidad, cinematografía, vigilancia, logística, mensajería, control medioambiental etc , hacen un uso creciente de este tipo de aeronaves no tripuladas, lo que motiva nuevas necesidades de formación en el seno de la Policía Nacional para hacer frente a la vigilancia, la regulación y el control de esta nueva realidad social.
Por espacio de dos días, Ávila ha acogido unas Jornadas operativas policiales sobre drones, organizadas en una Comisaría Provincial de Ávila,  en colaboración con la División de Formación y Perfeccionamiento, e impartidas por un Profesor de la Escuela Nacional de Policía, con las que los 30 agentes participantes podrán adquirir los conocimientos normativos  y técnicos necesarios para poder dar una respuesta adecuada en caso de tener una intervención con este tipo de aeronaves. En el curso participan dos agentes de la Unidad de Telecomunicaciones, los encargados de explicar el funcionamiento de  los instrumentos que utilizan para controlar e inhibir el vuelo de los drones desconocidos.
El comisario jefe de Ávila, Emilio Pérez Castelani reconoció que la iniciativa  de este curso, el primero que se realiza en las comisarías de España, había surgido «con motivo que este tipo de artilugios, los drones, que comenzó siendo un juguete, se han convertido en herramientas que tienen muchos usos, tanto buenos, como si se quiere,  malos. La policía tiene que estar preparada para que cuando alguien quiera hacer un uso no adecuado, aplicar toda la legislación en este  aspecto y saber qué hacer o no hacer y cuando hay que hacerlo». Por su parte Daniel Ballesteros,   policía de Proyectos y Contramedidas de la Unidad de Telecomunicaciones de la Policía Nacional, indicó que en este curso  se trata sobre el uso malicioso de los drones y las herramientas, medidas y contramedidas que tiene  Policía Nacional, tanto en detección como en neutralización de estos aparatos.
El próximo acontecimiento multitudinario en el que trabajará esta unidad será este sábado, día 1 de junio, en la  final de la Liga de Campeones 2019, se celebrará en Madrid. Indicó que llevan trabajando con este dispositivo desde hace casi un año. «Es el mayor evento en seguridad de este año. Se está poniendo mucho énfasis en la posible amenaza de los drones. Desde el Área de Telecomunicación vamos a trabajar en la localización e identificación y como último paso sería el uso de contramedidas contra la neutralización. Y en su caso localización del piloto y aplicación de la normativa por posibles sanciones», señaló Ballesteros.
En cuanto a los equipos de detección de drones en este momento tanto la adquisición como su utilización están centralizadas en el Área de Telecomunicaciones, en Madrid, pero se pretende distribuir al resto de unidades periféricas. Por este motivo se comenzarán a impartir estos cursos por toda España, el primero de ellos se ha dado ya en esta ciudad, a la policía  en Ávila.