La residencia Arturo Duperier, operativa en dos semanas

B.M
-

El traslado, tanto del centro residencial como del de menores, se producirá progresivamente el fin de semana del 30 de noviembre. Tras los problemas surgidos habrá un descuento del 41% en las cuotas

La residencia Arturo Duperier estará operativa en una semana - Foto: David Castro

Parece que esta vez sí la nueva residencia y centro de menores Arturo Duperier dejará atrás todos los problemas, tanto de la obra como para el traslado, y en apenas dos semanas estará operativa. En concreto, según informan desde la Junta de Castilla y León, el traslado al nuevo edificio, tanto de jóvenes como del centro de menores, se llevará a cabo de forma progresiva el fin de semana del 30 de noviembre. Esto supone dejar atrás una inversión de casi ocho millones de euros, años de espera para finalizar el proyecto e incluso cambios en la concepción del mismo.
Durante ese fin de semana se irá produciendo el cambio a las nuevas instalaciones, donde se esperaba haber empezado el curso pero la necesidad de hacer ciertos cambios hizo que fuera posible. Este traslado llegará por el centro de menores y por parte de la residencia de jóvenes, que estaba en las antiguas instalaciones, y desde donde habían surgido quejas y bajas por parte de los residentes y sus padres.
Fueron unas quejas que llegaron a la Dirección General de Juventud, que consideraba «comprensible» que se produjeran, puesto que no habían podido comenzar el curso en las nuevas instalaciones. El motivo fue que eran necesarios determinados remates en materia de seguridad para adaptarse a la normativa vigente, lo que suponía incorporar dispositivos como cierre automático de las puertas, señalización, accesibilidad al uso de extintores o incluso la apertura de una nueva puerta.
Esta necesidad de realizar los trabajos ha hecho que los estudiantes que están en la residencia hayan pasado los meses de septiembre, octubre y noviembre en un centro que ya estaba preparado para ser cerrado, lo que hizo que no hubiera servicio de cocina propio y se tuviera que acudir a un catering o que no se dispusiera de wifi, algo que, al parecer, sí se incorporó después.
En todo caso, debido a esta situación se ha decidido que a los estudiantes se les aplicará un descuento en las cuotas del 41 por ciento desde septiembre, como el mes en el que los jóvenes empezaron a llegar, hasta noviembre incluido, señalan desde la Junta.
Y aunque había habido peticiones de que finalmente el centro de menores no se trasladará al nuevo edificio, se seguirá el proyecto previsto y también este centro pasará a estar en la nueva ubicación, con un espacio separado pero en el mismo edificio, tal y como estaba previsto en el último proyecto. También en este caso está previsto que el traslado se produzca el mismo fin de semana.
Junto con estos dos usos, la nueva residencia Arturo Duperier también está llamada a funcionar como albergue juvenil, disponible durante todo el año, completando así la triple función del nuevo edificio.
La apertura de la nueva residencia, albergue y centro de menores Arturo Duperier llega con ocho años de retraso puesto que tenía que haber estado operativa –entonces sin el centro de menores– en el año 2011, dos después de la adjudicación en agosto de 2009.
Sin embargo, no han faltado obstáculos en el camino, entre ellos la paralización por problemas con la empresa adjudicataria, que llegaría a entrar en concurso de acreedores y paralizó el proyecto cuando la obra estaba prácticamente acabada. Y mientras se solventaba la situación administrativa, y los correspondientes contratos, se tomó la decisión de dar un giro a la concepción del proyecto y unir el centro de menores, lo que también supuso elevar el presupuesto 2,2 millones más, que se unían a los más de cinco ya invertidos.
Todo ello se consigue en un edificio de 4.648 metros cuadrados con dos espacios diferenciados, con un centenar de plazas para residencia y albergue y unas 20 para residencia de centro de menores.