Las ayudas para la liquidez de los autónomos se triplicarán

SPC
-

La Junta reclama al Gobierno el acceso a la prestación desde una caída de ingresos del 50%, el aplazamiento de impuestos y la prórroga de los ERTE

Alfonso Fernández Mañueco (arriba derecha) preside la reunión por videoconferencia de la Mesa del Autónomo. - Foto: Ical

El Gobierno autonómico va a triplicar las líneas de liquidez para los autonómos y convocará ayudas directas para financiar créditos. Así lo anunció ayer el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, quien mostró su apoyo al colectivo, uno de los más golpeados por la crisis económica motivada por la covid-19, y aseguró que su Ejecutivo está trabajando para afrontar la crisis sanitaria y amortiguar una posible crisis económica y una fractura social. Así lo trasladó durante la reunión por videoconferencia de la Mesa del Autónomo, donde quiso recordar las medidas puestas en marcha hasta ahora, en el marco del Diálogo Social, informa Ical.
Fernández Mañueco aseguró que la Junta sigue impulsando propuestas para la recuperación económica y recordó que se van a triplicar las líneas de liquidez y se van a articular ayudas directas para financiar los gastos de los créditos en los que hayan tenido que incurrir los autónomos que mantienen su actividad con ingresos reducidos.
Asimismo, según se informa desde la Junta, se están publicando las convocatorias de distintas ayudas para autónomos, en un plan integral para cubrir diversos supuestos que van desde las ayudas para extender la tarifa plana, con 60 euros durante seis meses, las destinadas a retomar la actividad, con el 40 por ciento de la cuota, durante los tres primeros meses, pasando por las ayudas de hasta 10.000 euros para iniciar otra actividad o el subsidio del 80 por ciento del IPREM a los que tienen que cesar su actividad y no tienen prestaciones.
Por otro lado, el Ejecutivo autonómico seguirá exigiendo al Gobierno el acceso de los autónomos a prestación desde una caída de ingresos del 50 por ciento. Además, también reclama el aplazamiento del pago de impuestos a autónomos, la posibilidad de poder cambiar de régimen de módulos al de estimación directa sin permanencia de tres años, prorrogar la tarifa plana otros seis meses, y la duración de los ERTEs más allá del estado de alarma en algunas actividades.