Seis años de un sueño de color verdiblanco

A.S.G.
-

La Cebrereña pone el punto y final a seis temporadas de manera consecutiva (de la 2013-14 a la 2018-19) en Tercera, los mejores años de un club que hasta la llegada de Pepe García nunca logró la salvación

Seis años de un sueño de color verdiblanco

Era el mes de mayo de 2014 cuando un doblete de David Terleira, secundado por Aitor y Mario (4-0) ante el Becerril, hoy equipo de Regional pero con billete a Tercera División, certificaban por primera vez en la historia de la CulturalDeportiva Cebrereña la permanencia del equipo en el grupo VIII de Tercera División. Lo hacían en El Mancho ÁngelSastre en lo que era el primer capítulo de la mejor historia de un club que, hasta ese momento, nunca había conseguido pasar el corte.Porque en sus tres años en Tercera (2005-06, 2008-08 y 2010-11)nunca había conseguido la salvación. Pero en la 2013-14 lo hizo por primera vez en su historia de la mano de Pepe García, al que se confió el proyecto tras la marcha de Luis Ortega y que tomaba la alternativa tras su paso por el Adolfo Suárez, donde se fue forjando como segundo a las órdenes de José ‘Chino’ Zapatera y José Manuel Manzano. Se había quedado a las puertas del ascenso en su primer año en Regional (2011-2012) pero no en el segundo (2012-2013), donde Piru,Barrera y David Terleira lideraron un grupo de jóvenes jugadores entre los que Jerays, Súper, Ruba,Juanma o Aitor tenían ganas de colocar al equipo en Tercera. Vieron que era posible y lo fue.
Llegó la Tercera en la 2013-14.Lo hizo como en las anteriores ocasiones.Porque el grupo VIII no espera y no esperó al equipo Cebrereño, que al final de la primera vuelta únicamente sumaba 12 puntos y una victoria. La salvación no sería fácil. Con 9 empates, veía la categoría cuesta arriba, pero se rehizo en la segunda vuelta.  30 puntos en una segunda fase para enmarcar y certificar que, por primera vez, se salvaban.Lo hicieron con 2 puntos sobre el descenso pero con tres equipos de por medio.
Empezaba la historia de la Cebrereña en Tercera, un pueblo de 3.000 habitantes empeñado en dar continuidad a su proyecto. Y de nuevo, de la mano de Pepe García.Lo uno no se entendía sin lo otro. Llegó la 2014-2015 y llegó una nueva salvación. Segunda temporada consecutiva y 41 puntos en el casillero en el año del descenso del Real Ávila a la Regional. Se quedó al borde, pero salvó el escollo en un año sinTerleira, que volvería tras su paso por la Arandina.
No hay dos sin tres. Tercera temporada (2015-2016) en el Grupo VIII y tercera permanencia consecutiva en el mejor año de su historia. Les llevó en volandas su mejor jugador no sólo de sus últimos años sino posiblemente de su historia, David Terleira. Sus 27 goles salvaron al equipo y le convirtieron en máximo goleador. Todos pusieron sus ojos en él, como en Pepe García. Le tentaron la Segoviana e incluso el nuevo proyecto del Diocesanos que entonces comenzaba a andar desde la Provincial. Ninguno se marchó.
Llegó la 2016-17 y llegaría una nueva salvación, aunque con 15 días de retraso, los que tardó la Segoviana en ascender a Segunda B y el Burgos en mantener la categoría. Porque la Cebrereña acabó fuera del descenso.Se ganó sobre el césped el derecho a la permanencia, pero se lo ‘quisieron’ quitar en los despachos por culpa de los arrastres por los descensos del Palencia y la Arandina. Los playoffs acabaron por confirmar que seguirían estando en Tercera. «Es la mejor época del equipo» decían entonces, reconociendo que «lo que está pasando es una proeza». Lo era y lo seguiría siendo.
Cumpliría su quinta temporada consecutiva el equipo en Tercera División en la 2017-2018. De nuevo duodécimos, igualando su mejor clasificación en la 2015-2016, y de nuevo con David Terleira como máximo goleador del equipo (23). La influencia del delantero no tiene discusión.
Seguía el sueño y la historia de los culturalistas en Tercera. Seis temporadas de manera consecutiva que se terminaban este curso, la 2018-2019, cuando el equipo lo peleó hasta el final.Esta vez no pudo ser. El equipo se ‘despertó’ de su mejor sueño en una historia que será complicada volver a repetir. 

 

Vaya equipazo... aquel de Regional

Pocos imaginaron, pero un 11 de mayo de 2013 empezó todo. Era la segunda temporada de Pepe García al frente de la Cebrereña. Había aprendido de la primera, en la que se quedó a las puertas del ascenso. No le pasó en la segunda y no quiso esperar para hacerlo. Ante su público, en ElMancho, la Cebrereña se convertía en equipo de Tercera en una tarde en la que vencía por 2-1 al Quintanar en un partido para el recuerdo en el que Terleira igualaba (1-1) y Javi Prieto, el goleador que siempre aparecía en los últimos minutos, firmaba el 2-1 en el 80’. Nadie lo sabía, pero ahí comenzó esta historia, la historia de una Cebrereña que entonces se colaba en Tercera.Ya lo había hecho otras veces, pero en esta ocasión lo hacía para quedarse. Porque esta aventura la comenzaba con un equipazo. Liderados por ‘Finidi’, capitán,  la ‘tropa’ de Pepe García no era cualquier cosa. Jerays, Ruba, Juanma, Jota,Barrera, Súper, JaviPérez, David Terleira, Piru, Chino Zapatera, Javi Prieto... Lo que empezó un 11 de mayo de 2013 se cierra un 19 de mayo de 2019.