Ayuda para el castillo de Valdecorneja en El Barco de Ávila

I.Camarero Jiménez
-

El Barco de Ávila pide el 1,5% Cultural para la puesta en valor del castillo de Valdecorneja

Ayuda para el castillo de Valdecorneja en El Barco de Ávila

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila tiene un plan desde hace meses para la recuperación y puesta en valor de su castillo de Valdecorneja como centro cultural. El alcalde, Víctor Morugij, hace especial hincapié en este asunto puesto que el trabajo y el proyecto para ello es anterior a la actual crisis sanitaria que sufrimos desde marzo.
El trabajo para buscar financiación viene de lejos y ahora está en manos del Estado ya que han presentado el proyecto al 1,5% Cultural y debe ser evaluado tanto por el ministerio de Cultura como del de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.
Hasta ahora esta imponente y, por qué no decirlo, maltrecha fortaleza, se estaba utilizando para diferentes eventos culturales y sociales al aire libre, pero dada su belleza, su lugar privilegiado y que es un hecho que más del 95% del turista que se acerca a El Barco de Ávila se interesa por el castillo, la intención es dotarlo de más funciones.  «Se trata de poner en valor un monumento que además es Bien de Interés Cultural (BIC) para que se convierta en el faro de turismo que debe ser», apunta Morugij.
Según el proyecto presentado a ese 1,5% Cultural se trata, a grandes rasgos, de que estos eventos al aire libre se puedan seguir celebrando para ello incluye un cambio estratégico del lugar donde actualmente se coloca el escenario para de ese modo poder utilizar la Torre del Homenaje como centro de información y turismo ciudadano. Contará con una pequeña sala de exposiciones y un acceso al adarve que será visitable y accesible (de ahí que sobre proyecto esté prevista la instalación de un ascensor y diferentes rampas).
Pera la visita del adarve no se va a realizar sobre éste, para no tener que recolocar las almenas (que ya no se conservan) si no que se realizaría a través de una pasarela interior.  Y es que se trata de recuperar y rehabilitar los espacios sin alterar los elementos construidos originales.
sala audiovisual. La iniciativa presentada al Estado también contempla la instalación de una sala de audiovisuales para 35 personas que podrán ver una proyección  con la historia no sólo del monumento, también de la población y de la comarca. Otra de las intervenciones es habilitar un acceso  por la puerta posterior del castillo en la zona noreste que salga al paseo fluvial por el Tormes y su arboleda para «significar aún más el castillo» con ese estupendo entorno.
A modo de conclusión el proyecto para adecuar la fortaleza quiere «recuperar y rehabilitar estos espacios sin alterar los elementos construidos originales, con un criterio de no transformar lo existente. Así, como se ha comentado, el recorrido por el adarve, no se efectúa sobre el mismo al objeto de no tener que recolocar las almenas, o algún tipo de protección que sea visible desde el exterior, sino que se efectúa por una pasarela interior, de acuerdo a los criterios de intervención de la Carta del Restauro, reconocible como un elemento nuevo».
Para que todo esto sea realidad necesitan del apoyo del Estado pero lógicamente conlleva una aportación importante por parte del Ayuntamiento y que supera los 300.000 euros, 311.000 para ser exactos. Precisamente de ello daba cuenta el Boletín Oficial de la Provincia esta semana. Un desembolso que llega con una modificación de crédito por ese importe y que no va a precisar de endeudamiento puesto que se hará con remanentes. En ese sentido, el alcalde enfatizaba el hecho de que no «deben nada», incluso «estamos en un periodo de pago a proveedores de 13 días», contaba Morugij. Con lo que quieren seguir así y han decidido que si se aprueba el proyecto la aportación municipal se haga con remanentes.
En el caso de que el Estado diga no al proyecto, que puede pasar, la intención sería hacerlo por fases y de algún modo habría que replanteárselo con más detenimiento. Con ello los 311.000 euros consignados para esta actuación se destinarían a otros asuntos que podrían estar ligados a paliar la crisis del COVID-19. Presentado está el proyecto y habrá que esperar a ver qué dice el Estado porque «creo que este año va a haber mucha demanda» manifestaba el regidor.