Formación con premio

P.V.
-

Castilla y León 'blinda' a sus mejores médicos internos residentes con un contrato de tres años en los centros de la Comunidad que les ofrece «cierta estabilidad» y que deben compatibilizar con la investigación

Varios profesionales camina por uno de los pasillos del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). - Foto: Patricia González

Una mayoría de los médicos interno residentes (MIR)que se forman en los centros hospitalarios de Castilla y León aspiran a quedarse en la Comunidad. Una consolidación de empleo a través de la formación que podría paliar, en parte, la falta de especialistas en Castilla y León o las dificultades existentes para cubrir puestos en zonas de especial dificultad. Además, con estos contratos se rejuvenecerían unas plantillas envejecidas, ya que cerca del 60 por ciento de médicos de la Comunidad tiene en la actualidad más de 50 años.
Castilla y León es de las pocas comunidades de España que apuesta por conservar el talento fichando a sus mejores MIR. Un objetivo que se pretende lograr a través de los premios José María Segovia de Arana, creados por el Sacyl en el año 2014, y que facilitan a estos profesionales un contrato de tres años que les ofrece cierta estabilidad, por lo menos por un tiempo más largo que lo habitual. Este año, 14 especialistas que finalizaron su formación en centros asistenciales de la Gerencia Regional de Salud obtuvieron este reconocimiento a sus méritos y trayectoria durante la residencia.
El programa de reconocimiento e incentivación de la Junta de Castilla y León, denominado ‘José María Segovia de Arana’ en recuerdo al impulsor del sistema de formación MIR, alcanzó este año su quinta edición, sumando hasta el momento a 71 especialistas contratados en diferentes centros sanitarios públicos de la Comunidad.
El objetivo principal de esta iniciativa es fidelizar a los mejores profesionales y reconocer el esfuerzo llevado a cabo por cada uno de ellos durante su formación sanitaria especializada, a través de una contratación que, además, les dará opción a desarrollar actividad investigadora en centros e instituciones sanitarias de la Gerencia Regional de Salud, como señalaron fuentes de la Consejería de Sanidad.
Para la designación de los catorce residentes elegidos en esta convocatoria, publicada en el Bocyl del pasado 18 de marzo, se valoraron sus méritos durante la residencia en centros, el proyecto de investigación presentado, las calificaciones obtenidas y su implicación con los objetivos de la organización, aseguraron las mismas fuentes.
Los Premios ‘José María Segovia de Arana’ facilitan, además del reconocimiento anual y de la incentivación a los mejores residentes de la sanidad pública castellana y leonesa, su integración en los servicios asistenciales y su fidelización laboral, lo que contribuye a reforzar la prestación sanitaria en los centros e instituciones a las que van destinados.
Formación especializada

Castilla y León dispone actualmente de 212 unidades docentes acreditadas para la formación de Ciencias de la Salud y un total de 638 plazas acreditadas formativas de especialistas. En la actualidad se forma a especialistas en 46 de las 48 especialidades médicas existentes en España y es la primera Comunidad en ofertar las seis especialidades de Enfermería que existen en el Sistema Nacional de Salud (salud mental, del trabajo, pediátrica, geriátrica, familiar y comunitaria y matrona).
Todo ello ha permitido que, desde el año 2009, más de 4.000 residentes hayan terminado su formación en la Comunidad, una cifra que, como destacaron desde la Consejería de Sanidad, pone en valor el compromiso con la especialización sanitaria y que permite, además, una mayor adecuación de los recursos humanos a las necesidades de especialistas del sistema de salud público.
Además, Castilla yLeón fue la primera que aprobó un programa de intensificación del tiempo docente en la formación sanitaria especializada para los tutores, jefes de estudio y responsables de calidad en Investigación y Docencia, con el objetivo de desarrollar proyectos en materia de formación sanitaria especializada. En su conjunto, en los centros de la Comunidad se han acreditado 3.965 tutores que planifican (actualmente acabando nuevo proceso) y colaboran activamente en el aprendizaje de los conocimientos, habilidades y actitudes de los residentes, a fin de garantizar el cumplimento del programa formativo de su especialidad.
Los profesionales que consiguieron una plaza a través de los premios ‘José María Segovia de Arana’ este año realizan su labor en los centros hospitalarios de León, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, y el Hospital Universitario Río Hortega. Además, los médicos de familia seleccionados desarrollan su actividad en áreas asistenciales de la provincia de Valladolid, mientras que en la especialidad de Enfermería, las dos profesionales trabajan también en esta provincia.