La Junta reparte 700.000 unidades de protección en Ávila

J.M.M.
-

A todo ese material se sumará ahora la distribución de más de 93.500 elementos entre todo el personal dependiente de la Administración regional en Ávila para facilitar su progresiva incorporación a sus puestos de trabajo habituales

La Junta reparte 700.000 unidades de protección en Ávila

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila continúa el reparto de material de protección individual destinado a ayuntamientos (que se está distribuyendo entre trabajadores esenciales como pueden ser los de servicio de ayuda a domicilio, aguaciles, agrupaciones de Protección Civil, Policía Local… fundamentalmente de municipios de menos de mil habitantes), residencias de personas mayores, organizaciones no gubernamentales sobre todo del tercer sector… con el fin de que continúen prestando los servicios esenciales que llevan desarrollando desde que se inició el estado de alarma como consecuencia de la pandemia provocada por el covid-19.
En concreto, desde el inicio del estado de alarma, la Delegación Territorial ha repartido más de 700.000 unidades de este material, que se han contabilizado de la siguiente forma: 479.733 mascarillas, 172.570 guantes, 25.331 batas, 24.760 calzas, 4.846 gafas, 7.993 pantallas, 410 ponchos, 463 delantales, 6.000 manguitos, 4.094 gorros y 200 baberos.
En el caso de los ayuntamientos, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, precisó que ese material se ha destinado a ese personal esencial que «han estado en primera línea de lucha, y lo siguen estando, contra el covid-19, y tienen que contar con el material de protección perfectamente homologado y a su disposición» para seguir interviniendo.
A todo ese material suministrado desde la Junta de Castilla y León en la provincia de Ávila hay que sumar ahora otras 93.503 unidades de material de protección (mascarillas, pantallas, geles…) que han comenzado a distribuirse entre el personal de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila. Ese reparto se inició ya la semana pasada, pero de una manera especial se impulsó este jueves por los distintos servicios territoriales, departamentos y organismos dependientes de la Administración regional, para llegar a todo el personal dependiente de la Junta de Castilla y León, exceptuando el personal sanitario y sociosanitario (hospitales, residencia de mayores...) al que se le ha ido aportando ya ese material para desempeñar su trabajo por otras vías. 
Con la distribución de ese material se pretende que todo este dispuesto para que poco a poco el personal se vaya incorporando a sus puestos de trabajo habituales. En este sentido, Hernández Herrero precisó que «en la medida de lo posible se va a seguir teletrabajando, pero hay determinados puestos en los que será necesario prestar servicio de atención al público», y también hay personal que durante este tiempo ha seguido desplazándose a su habitual lugar de trabajo por las características de la tarea que desempeñan, que no podían llevar a cabo con el teletrabajo. Además, una vez que está previsto que Ávila entre en la fase 1 de la desescalada este lunes, la Administración regional también se está preparando para dar ese paso y «se irá acompasando la incorporación de más personal» y de hecho las distintas dependencias de la Junta en Ávila se han ido acondicionando para afrontar ese retorno a la actividad con las nuevas condiciones que se exigen. Para ello, además de la desinfección de todos los inmuebles, se han instalado dispensadores de gel, mamparas de protección o se han redistribuido los espacios para garantizar la distancia de seguridad.