El Barça suspende en las rotaciones

SPC
-

Dembélé, Munir, Malcom y Samper decepcionan en la Copa ante la Cultural y Valverde empieza a condenarlos al ostracismo del banquillo

Ante la Cultural, la oportunidad de aquellos jugadores del Barcelona que no disponen de más minutos para demostrar la calidad que atesoran, cayó en saco roto. El técnico azulgrana, Ernesto Valverde, sabedor de que una plantilla larga condiciona el objetivo colectivo, puso a los menos habituales con intención de integrarlos y no hubo manera.
Dembélé, que empezó la temporada como un ‘avión’, falló liderando la ofensiva culé y su actuación en el Reino de León fue puramente presencial. 
Munir no compareció en la cita y Malcom volvió a perderse en el ostracismo de la banda, donde no creó peligro ni participó activamente del juego.
Una de las grandes esperanzas de la cantera del club catalán es Sergi Samper, pero el mediocentro está siendo más protagonista por sus idas y venidas de la enfermería que por la calidad que atesoran sus piernas. El pasado miércoles volvió a lesionarse y el club anunció ayer que sufre una rotura en el sóleo de la pierna derecha, precisamente en el día de su reaparición tras 10 meses de baja.