Más dinero para la Tercera División

A.S.G.
-

Rubiales anuncia ante más de 400 clubes de Segunda B y Tercera el programa 'Impulso 23'. «Hará posible la estabilidad que todos desea y permitirá unas competiciones más fuertes». El Real Ávila, dispuesto a adherirse

Más dinero para la Tercera División - Foto: Ana I. Ramirez

Se vienen cambios en el modelo de competición de la Segunda DivisiónB y la Tercera División, allí donde milita y le gustaría militar un Real Ávila que, con la satisfacción de la primera victoria lejos del Adolfo Suárez aún presente, fue uno de los más de 400 clubes que asistieron en la Ciudad del Fútbol a la reunión convocada desde la RealFederaciónEspañola de Fútbol para la presentación de un nuevo modelo de ayudas a la competición «respaldado» por todas las federaciones. «Os va a gustar» decía ante el auditorio Luis Rubiales, presidente de la RFEF. Y gustó, al menos en el seno del club encarnado.
«Va a haber un antes y un después» señalaba Rubiales en el inicio de la presentación del programa ‘Impulso 23’, el nuevo programa de ayudas a los clubes de Segunda B y Tercera. «Es un día importante para vosotros y para nosotros». Un programa «que lleva aparejado un aumento económico histórico del que se van a beneficiar todos los clubes y que logrará la estabilidad que todos estáis deseando» señaló ante una propuesta que quiso dejar claro que «cuando se habla de dinero hay incertidumbre y preocupación. Con esto queremos sellar esa problemática». Se trata de un programa voluntario de ayudas –los clubes pueden adherirse o no, según deseen– por el que los ingresos que se perciben desde la RFEFpodrían incrementarse en más del 40 por ciento, hasta los 57.000 euros en el caso de los clubes de Tercera División, y que podría ir a más incluso en el caso de competir en Copa del Rey.
Con efectos desde la presente campaña y durante cuatro temporadas (hasta la 2022-2023) el proyecto ‘Impulso 23’ para un equipo como el Real Ávila –en el caso de no jugar la Copa del Rey– supone pasar de unas ayudas de 33.000 euros a cerca de los 42.000 euros más desplazamientos, lo que podría suponer una ayuda final de cerca de 46.000 euros más fijos al presupuesto. Al ser un programa voluntario, son los clubes los que deben adherirse al mismo –los que no lo hagan recibirán las mismas cantidades que la presente– cumpliendo una serie de requisitos. El principal es que los clubes deberán proporcionar sus datos económicos a la RFEF, que será quien audite las cuentas de los clubes. A partir de este requisito se incluyen otros como el compromiso por la protección  de la salud de deportistas y aficionados –en este punto entrarían los horarios de los partidos–, portar la imagen de la competición o ceder los derechos televisivos a la RFEF.
«Tiene sus ‘peros’ pero en general es una buena solución.Todo el mundo parece contento»  señalaba tras la reunión Carlos González, director deportivo del Real Ávila, que avanzaba que el club del Adolfo Suárez será uno de los que se adhiera al programa.