CyL destina 65M€ para afianzar el empleo agroalimentario

SPC
-

Alfonso Fernández Mañueco visita Calidad Pascual (Aranda de Duero) y Agropal (Palencia) y resalta que garantizar el futuro de la industria «es algo especialmente imprescindible ahora»

Alfonso Fernández Mañueco (c) conversa con distintos responsables de la planta burgalesa de Calidad Pascual. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León destinará 65 millones de euros para garantizar el empleo en la industria agroalimentaria de la Comunidad como respuesta al actual estado de crisis derivado de la pandemia por el coronavirus, según anunció ayer en Aranda de Duero (Burgos) el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, durante su visita a la planta de Calidad Pascual de la capital de la Ribera del Duero. De esta forma, el máximo dirigente regional adelantó que la convocatoria de ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para apoyar las inversiones en la industria agroalimentaria de Castilla y León destinadas al mantenimiento del empleo, que contaba con 35 millones de euros, se ampliará hasta los 65 millones con objeto de priorizar aquellos proyectos de inversión que apoyen a trabajadores afectados por la situación derivada del Covid-19, informa Ical.
Así, insistió en «algo fundamental» para la Junta de Castilla y León, como es «garantizar el empleo en la industria agroalimentaria», resaltó, «algo especialmente imprescindible en estos momentos», apostilló. En esta convocatoria, las subvenciones podrán alcanzar los 640.000 euros para aquellos proyectos de inversión valorados entre un millón y dos millones de euros. Para proyectos de más de dos millones de euros, la ayuda máxima será de 1,1 millones de euros, pudiendo alcanzar un máximo de tres millones de euros en los casos de reincorporación de trabajadores afectados por ERTE a raíz del Covid-19.
También se destinarán 4,05 millones de euros para apoyar inversiones en el sector forestal, de los cuales 3,05 millones de euros también contemplarán entre sus criterios de priorización la protección del empleo afectado por la crisis provocada por el Covid-19, mientras que el restante millón de euros cubrirá la resolución de la convocatoria de 2019 pendiente de resolver. Estas cantidades están cofinanciadas con fondos Feader (53 por ciento), Gobierno Central (14,1 por ciento) y la Junta de Castilla y León (32,9 por ciento).
Reconocimiento

El presidente de la Junta aprovechó su visita a Pascual para agradecer la labor de los trabajadores de esta planta, en los que ha querido personificar el reconocimiento al esfuerzo y trabajo de toda la industria agroalimentaria de la Comunidad. «Quiero hacer un reconocimiento a toda la cadena alimentaria: en primer lugar, a las mujeres y los hombres que en la agricultura y la ganadería están trabajando todo el día», declaró. Asimismo, añadió que «en segundo lugar, a toda la industria agroalimentaria de Castilla y León y, muy especialmente, hoy estando en estas instalaciones de Calidad Pascual». En tercer lugar, precisó que también reconoce al sector de distribución personificado «en todas las personas que trabajan en un ámbito fundamental», detalló. “Ha sido uno de los elementos imprescindibles en los que hemos trabajado desde la Junta, el abastecimiento de alimentos a todas las personas», exclamó, porque «la prioridad máxima era la sanidad junto con la atención a las personas mayores, y en el tercer lugar, el abastecimiento y también el empleo», añadió.

Tomás Pascual: «La salud y garantizar un futuro es el motor de cualquier economía»
El presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, agradeció a la Junta el trabajo que está haciendo para garantizar la salud de los castellanos y leoneses y el empleo, en cuanto a que estos dos elementos, dijo, son «esenciales ahora mismo». «La salud y garantizar una economía a futuro y cuando nos desescalemos es el motor de cualquier economía», apostilló. Asimismo, Pascual Gómez-Cuétara hizo alusión a la ayuda del Gobierno regional que ha hecho a las empresas proveyéndolos de EPIs cuando lo necesitaron para seguir trabajando y que «los trabajadores están tranquilos viniendo a las fábricas», precisó, pero también -agregó- «con un reconocimiento a la industria alimentaria que es una de las industrias más potentes de este país y hasta hace poco menos reconocidas».
A lo largo de su visita a la planta de Calidad Pascual, Fernández Mañueco pudo conocer cómo esta compañía, desde el inicio de la crisis del coronavirus ha dedicado parte de sus instalaciones a fabricar pantallas de protección, salva-orejas y válvulas para respiradoras con impresoras 3D. Asimismo, la compañía se ha puesto a disposición del Gobierno y de las autoridades autonómicas y locales para colaborar en lo que sea necesario para luchar contra la pandemia.
Importancia cooperativa

Durante su visita también ayer a uno de los centros productivos de Agropal, en Palencia, una de las diez cooperativas de primer grado con mayor facturación de España, el presidente de la Junta destacó que las cooperativas son una pieza esencial del mundo rural de Castilla y León y que en estos momentos de dificultad están mostrando su fortaleza para sortear las dificultades desde la unión, así como su importante contribución a la producción y abastecimiento de alimentos a la población con regularidad y con los más altos estándares de seguridad y calidad.