"Estoy muy contento con la temporada en Miranda"

L.C.S
-
"Estoy muy contento con la temporada en Miranda" - Foto: Alberto Rodrigo

Entrevista al abulense Borja Jiménez, entrenador del CD Mirandés

Fue el último entrenador capaz de llevar al Real Ávila a un playoff para subir de categoría, hace ya cinco años. Ahora Borja Jiménez regresa a otra fase de ascenso, esta vez con el CD Mirandés, pero nada menos que con la opción de llegar a la Segunda División A, al fútbol profesional español.
¿Qué valoración hace hasta el momento de esta temporada?
Tanto en lo personal como en lo colectivo para el club ha sido muy positiva. Hemos conseguido la Copa Federación, a la que el club le dio un valor desde el principio bastante importante, y hemos peleado hasta los últimos dos meses la posibilidad de estar cerca del Rácing de Santander, que hizo un gran desembolso para una plantilla muy buena. Es verdad que a final de temporada nos hemos dejado llevar un poco porque sólo nos jugábamos ser segundos o terceros y no le dábamos un valor tan importante al factor campo. Hemos preferido intentar llegar en las mejores condiciones posibles al playoff con todos los jugadores pensando más en eso que en el segundo puesto. En líneas generales estoy muy contento no solo por los resultados sino por cómo se ha comportado el equipo durante la temporada. La propuesta de juego ha sido atractiva y hemos tenido una gran aceptación dentro del club.

¿Y ahora el playoff cómo lo afronta?
El objetivo principal del club era estar entre los cuatro primeros y tener opciones reales de ascender. Hemos llegado a este punto donde por suerte o por desgracia con este formato da un poco igual lo que hayas hecho durante toda la temporada. Es cuestión ahora de acierto, de factores que siempre influyen, como tener un poco de suerte, pero vamos a trabajar todo lo posible por devolver al Mirandés a Segunda División A.

De su primer rival, el Atlético de Madrid B, ¿qué destacaría?
Es un rival muy dinámico, como todos los filiales. Tiene jugadores que están participando en el primer equipo como Camello, Mollejo o Montero. Nos vamos a encontrar con un equipo que tiene mucha movilidad arriba, con jugadores muy rápidos y con mucho talento, pero tendremos que centrarnos en modificar alguna cuestión de nuestro juego para que ellos se puedan sentir más incómodos y que nosotros seamos los dominadores de la eliminatoria y sobre todo del juego, que es lo que buscamos durante todo el año.
¿Dónde cree que estarán las claves de la eliminatoria?
Va a depender del nivel de acierto en pase que tengamos que nos permita, como durante todo el año, ser muy dominadores y manejar los tiempos de los partidos como nosotros queríamos. Espero que recuperemos el buen tono físico de casi todos los jugadores y las sensaciones con balón, porque creo que dependerá de eso para ser favorito o tener ventaja en la eliminatoria.

¿Cómo fue la acogida en Miranda?
He estado muy contento durante el año con la acogida de la afición y del club. Me he sentido muy arropado y querido. Cuando vine para acá era una oportunidad de entrar en un club histórico que conocía de cuando nos enfrentamos en Ávila, y todo ha salido como esperábamos, a falta del poner el broche a la buena temporada. Tengo este año de contrato y ahora estoy centrado en los playoff y no quiero valorar nada más. Que se encarguen los agentes de ello.

¿Cómo ha sido la temporada en grupo I de Segunda B?
Ha sido un grupo aguerrido y de fútbol directo con los equipos vascos y muchas acciones en las áreas, pero nosotros hemos intentado mantener nuestra idea de juego y nuestra filosofía y creo que en casi todos los partidos hemos estado a un gran nivel.

¿Ha seguido la temporada del Real Ávila?
Sí, sí. Desde la distancia, claro. Conozco a Jónathan Prado, he hablado con Carlos González y con los jugadores de mi generación como Sergio, Raúl, Oli o Juli, con todos tengo mucho trato más los que quedan de mi época. El Zamora, la Segoviana y la Arandina han estado por encima del resto porque sus plantillas eran muy buenas. Se veía que el Astorga iba a estar ahí arriba y también se metió el Numancia porque en Soria están haciendo las cosas muy bien con el Juvenil en División de Honor, el filial en playoff…, con todo esto el cuarto puesto al final era lo máximo a que podía aspirar el Ávila teniendo en cuenta los rivales, y ha estado bastante más caro que otros años. En esto del fútbol el tener más dinero te permite tener mejores jugadores, así que hay que estar agradecidos a quienes están gastándose dinero en Ávila permitiendo que sigue habiendo fútbol allí.

¿Se plantea en un futuro volver a Ávila?
No tengo ni idea ahora. La vida da muchas vueltas. Nunca se sabe. Yo empecé allí, es mi casa, estoy muy orgulloso de ser abulense, siempre que puedo lo digo, pero no sé que nos deparará el futuro. Ojalá que podamos coincidir y sea porque el Ávila ascienda de categoría y yo siga creciendo también como entrenador y nos encontremos en categorías superiores. Ojalá. Ahora muy contento dónde estoy.