Las empresas cárnicas mantienen su actividad a medio gas

P.R.
-

Las labores de desinfección de los puntos más frecuentados del municipio de Muñana son diarias

Las empresas cárnicas mantienen su actividad a medio gas

Las empresas cárnicas de Muñana continúan su actividad a medio gas debido a la crisis que ha provocado la situación sanitaria agravada por el coronavirus. Ninguna de las empresas, como señaló el alcalde de la localidad, Diego Martín, ha cerrado. De hecho, indicó que la intención de estas empresas es mantener sus plantillas. Para ello y para hacer frente a la reducción de producción que ha traido consigo esta crisis lo que están haciendo es que la plantillas vayan eligiendo vacaciones en estas semanas, con lo que hasta el momento las empresas han podido mantener a sus plantillas intactas hasta el momento, pero desconocen lo que tendrán que hacer si la situación persiste a lo largo de las semanas, como indicó a este periódico la responsable de una de estas empresas con la que este periódico habló hace unas semanas. En la misma situación en la que se encuentran las empresas cárnicas de Muñana se encuentran las restantes del sector que se encuentran en el Valle, y que suponen una importante aportación económica para todos estos pueblos de la zona.
El regidor también indicó que las dos gasolineras del municipio abren unicamente por la mañana porque no hay actividad. Comenta que si que se encuentran abiertas las oficinas de Correos y de Bankia.
Señala también el alcalde que el ayuntamiento está funcionando, aunque no se encuentra abierto al público, pero los servicios y las tramitaciones administrativas que se puedan llevar a cabo se están realizando por Internet o por vía telefónica. Actividades como puede ser la concesión de licencias de obras o empadronamientos, señaló Diego Martín.
En cuanto a trabajos de desinfección del pueblo indicó que Diputación y la Junta de Castilla y León lo vienen haciendo cuando toca al municipio y diariamente lo viene realizando el alguacil de forma manual, con una mochila por las zonas públicas más frecuentadas del pueblo como son las entradas a los despachos de los mataderos y a las tiendas y al centro de salud. Después, los lunes y los jueves se desinfecta todo el municipio y el anejo de Múñez con un tractor que  está equipado con una sulfatadora, a la que se le incorpora hipoclorito.
Sobre los afectados por el coronavirus en este municipio indicó que han sido pocos. Entre cinco o seis personas son las que han tenido que pasar cuarentena en sus casas. No ha habido ingresos. Las gente mayor del municipio se ha podido preservar, puesto quer las personas afectadas son todas menores de 50 años. «No estamos mal dentro de lo que se oye en otros pueblos». No obstante reconocía y señalaba que «no tenemos que bajar la guardia», porque está claro que la situación puede cambiar si no se mantienen todos los protocolos de actuación cuando se sale a la calle en las condiciones en las que permite el Gobierno desplazarse fuera de casa.